El Granada CF se desespera ante el CD Numancia

El conjunto rojiblanco ha empatado a cero ante los sorianos en un partido en el que no logró generar ocasiones | Los de Diego Martínez, que jugaron con uno más desde el minuto 69, anotaron tres goles en fuera de juego

ANTONIO-PUERTAS-GRANADA-CF-CD-NUMANCIA
Antonio Puertas se lamenta en un lance del partido | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22
0

Definitivamente, al Granada CF no le ha sentado bien madrugar por primera vez en casa en lo que va de curso. El conjunto rojiblanco se quedó sin ideas, se atascó y, en definitiva, se desesperó ante un CD Numancia que presentó poco en ataque y que tampoco sufrió para mantener su puerta a cero. Dominaron los locales pero el marcador no llegó a moverse y acabó reflejando un empate sin goles pese a que los de Diego Martínez, que jugaron con un hombre más sobre el césped desde el minuto 69 por la expulsión de Yeboah, habían enviado el balón al fondo de la red en tres ocasiones, todas ellas anuladas por fuera de juego.

El conjunto rojiblanco se enfrentaba a un escenario inédito en lo que va de temporada. Los triunfos de Alcorcón y Deportivo de La Coruña obligaban al cuadro nazarí a ganar si quería conservar la primera plaza obtenida en Zaragoza, una presión añadida con la que deben lidiar los que gozan de la condición de líder, a la que aún trataban de acostumbrarse los hombres de Diego Martínez. Pero no solo el primer puesto estaba en juego, ya que no puntuar implicaba salir de las plazas que permiten el ascenso directo.

Sin embargo, este Granada CF no mira la clasificación, sino ganar cada partido que disputa, y al de esta mañana salió con hambre. El conjunto rojiblanco se hizo dueño del encuentro desde que el balón echó a rodar, construyendo con calma y con electricidad en la zona de tres cuartos de campo, donde Álvaro Vadillo parecía dispuesto a ser protagonista. Nico Aguirre fue, finalmente, el elegido para sustituir al sancionado Montoro, y la ausencia del valenciano no se notó en exceso, misión en la que también colaboró un imperial Fede San Emeterio.

Las ocasiones -las pocas que hubo- tardaron en llegar, aunque la primera que tuvo el conjunto rojiblanco acabó en el fondo de la red. En el minuto 13, Germán batió a Juan Carlos con un gran remate de cabeza tras colgar Vadillo una falta escorada, pero lo hizo con el banderín levantado por fuera de juego y el tanto no subió al marcador. Aún no tocaba, pensarían los rojiblancos, que aún podrían estar esperando el gol. Tampoco le tocó a Fede Vico rematar un pase raso de nuevo del ‘7’ nazarí que acabó trazando una línea paralela con la línea de gol poco después.

Pocas señales de vida dio durante el primer tiempo el Numancia, que apenas era capaz se superar el centro del campo con el balón jugado y que solo hacía acto de presencia en errores puntuales de los de Diego Martínez. Así sumó su primer acercamiento, en el minuto 23. Vadillo perdió el esférico en zona de construcción y, de forma precipitada, Guillermo trató de sorprender a Rui Silva, que atajó el ensayo sin dificultad.

Mientras, el Granada CF lo seguía intentando, sobre todo por banda, aunque sin inquietar en exceso a la zaga numantina. Álex Martínez y Víctor Díaz pusieron su diana en el punto de penalti, donde enviaron numerosos balones con la intención de encontrar un rematador, aunque sin éxito. Sí que lo encontró Marc Mateu en el 32’, cuando puso un balón medido a la cabeza de Guillermo, que remató directamente fuera en esta ocasión. La réplica nazarí llegó de manera inmediata con otro remate de Germán, esta vez en un saque de esquina, que salió desviado.

Sin haberse contabilizado aún llegadas claras, el choque se encaminó a su intermedio con el empate inicial aún campando en el marcador, aunque el conjunto rojiblanco volvió a batir a Juan Carlos. En el minuto 45, una falta peinada por José Antonio Martínez fue rematada en el segundo palo por Rodri, que ya celebraba el tanto cuando se percató de que, de nuevo, el banderín del juez de línea indicaba la posición antirreglamentaria.

El comienzo de la segunda parte permitió ver una mejor versión de los numantinos, que parecieron agradecer el paso por los vestuarios. El conjunto soriano mostró al comienzo del segundo acto una versión mucho más proactiva que desbarataba la presión rojiblanca con mayor facilidad. Pese a ello, la voz cantante continuaba siendo la granadina, que pidió penalti sobre Vadillo cuando, en el 49’, este cayó dentro del área tras un forcejeo con Marc Mateu, aunque el colegiado no vio nada punible en esta acción.

El paso de los minutos fue minando la moral del conjunto nazarí, que se encomendó a Ramos y Puertas para encontrar la manera de abrir la lata, aunque ninguno de los dos pareció ser el revulsivo que buscaba Diego Martínez. El delantero cafetero, al igual que Rodri, continúa sin ver puerta y el cuadro granadino empieza a necesitar sus goles. La revolución real parecía llegar cuando Yeboah, en el minuto 69, vio su segunda cartulina amarilla y, por tanto, se marchaba a la caseta antes de tiempo.

El atisbo de reacción pudo ser determinante, pues Germán volvió a superar a Juan Carlos en el minuto 72. Puertas peinó un lanzamiento de falta de Fede Vico que el guardameta numantino dejó muerto en el área pequeña, por donde merodeaba el central rojiblanco. Sin embargo, y por tercera vez en el encuentro, la jugada fue invalidada por fuera de juego cuando las bufandas empezaban ya a ondear en Los Cármenes. Esta fue la raíz de la impotencia granadina.

Vadillo se fue diluyendo, buscando constantemente ‘su jugada’, mientras que Fede Vico no fue el enganche de los últimos partidos. Puertas, ansioso por recuperar el gol y su puesto, estuvo precipitado y Ramos, una vez más desaparecido. No encontraban los nazaríes la manera de desarmar la defensa del cuadro soriano -al menos, no una que no fuese invalidada-, que no sufrió para mantener su puerta a cero. Creció la tensión con varias interrupciones y una caída de Juan Carlos que permitió al Numancia arañar algo de tiempo al cronómetro, lo que desencadenó en una tángana tras el pitido final que refleja a la perfección la frustración con la que los rojiblancos terminaron el choque.

Un sabor amargo se ha quedado en la boca de Diego Martínez tras el encuentro, al igual que en la de los más de 13.000 aficionados que hoy abarrotaron el estadio, aunque el técnico prefiere mirar los 27 puntos y la portería a cero. Ahora piensa en Las Palmas, una salida complicada a la que su equipo llega con más de la mitad del teórico camino hacia la salvación ya recorrido.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, José Antonio Martínez, Germán, Álex Martínez; Nico Aguirre (José González 76’), Fede San Emeterio; Pozo (Antonio Puertas 62’), Fede Vico, Vadillo; y Rodri (Adrián Ramos 51’).

CD Numancia: Juan Carlos; Markel Etxeberría, Atienza, Escassi, Marc Mateu; Kako (Carlos Gutiérrez 73’), Diamanka, Fran Villalba; Yeboah, Alain Oyarzun y Guillermo (Jordi Sánchez 81’).

Árbitro: Javier Iglesias Villanueva. Amonestó al local Nico Aguirre, así como a los visitantes Atienza y Diamanka. Expulsó al visitante Yeboah por doble amarilla, así como a los entrenadores Diego Martínez y Aritz López Garai.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimotercera jornada de La Liga 1|2|3 disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, ante 13.227 espectadores. Antes del comienzo del partido se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del exjugador del Granada CF Ángel Iglesias Domínguez, conocido como ‘Machicha’.



Se el primero en comentar

Deja un comentario