El Colegio de Farmacéuticos resalta que el efecto del Omeprazol cesa en cuanto deja de tomarse

Su presidente destaca que el lote defectuoso procede de una fórmula magistral "y no tiene nada que ver con el medicamento que se vende en cápsulas"

farmacia-cartel
Exterior de una farmacia de Granada | Foto: GD
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada, Manuel Fuentes, ha lanzado un mensaje de tranquilidad tras difundirse que hay tres afectados en Granada por una partida de Omeprazol contaminada. Aunque entiende que quienes han visto este problema desde dentro estén preocupados, «sobre todo porque se trata de niños muy pequeños y, como es lógico, somos muy sensibles en esos casos», resalta que se ha actuado «con rapidez y eficacia», en el sentido de que, nada más detectarse, se retiraron las partidas defectuosas.

«Los farmacéuticos de Granada han actuado con rapidez y siguiendo el protocolo, que además es muy estricto», ha incidido Fuentes, que ha querido aclarar que ese Omeprazol contaminado «no es el que compran muchos adultos en la farmacia y que viene en cápsulas», sino una fórmula magistral creada ex profeso a demanda de los médicos.

El fallo ha estado en que uno de los lotes que llegó al laboratorio distribuidor del principio activo del que luego se sirvieron los farmacéuticos para hacer esa fórmula magistral, estaba contaminado por una sustancia, el minoxidilo, que probablemente llegó mal desde su origen, en India. Esto es algo que se está analizando ahora y los resultados se conocerán en breve. La farmacia que hizo la mencionada fórmula la distribuyó posteriormente a otras ubicadas en Granada (en torno a la veintena) y así el problema se extendió.

Con todo, el presidente del Colegio de Farmacéuticos dice que no hay motivos para alarmarse. Primero, porque la Agencia del Medicamento actuó con rapidez «gracias a que tenemos una red de alertas extraordinaria» y retiró los lotes defectuosos de inmediato, y segundo, y con seguridad más importante para el entorno de los afectados, porque los efectos del medicamento desaparecen en cuanto deja de tomarse. «La situación se revierte y el elemento contaminado desaparece», explica Fuentes.

«Hay miles de laboratorios y siempre existe la posibilidad de que haya algún fallo. Como es lógico, no podemos actuar hasta que no se detecta un efecto negativo, pero en este caso lo que es importante destacar es que se actuó con rapidez, que la red de alertas ha demostrado su eficacia y que los farmacéuticos granadinos han actuado con profesionalidad y prontitud», ha insistido Manuel Fuentes.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario