Detenidas dos personas por robar 35 bombonas de butano, una furgoneta y gasoil

La Policía Local de Baza en colaboración con la Policía Nacional, interceptaron a los ladrones gracias a un aviso telefónico

policia nacional
La Policía Local de Baza y la Policía Nacional llevaron a cabo las detenciones en la Calle Cáliz | Foto: Archivo GD
GabineteGabinete
0

La Policía Local de Baza y la Policía Nacional han detenido este fin de semana a dos personas por el robo de 35 bombonas de butano que habían sido sustraídas de un almacén de la localidad. Los agentes encontraron, además, otras doce garrafas de gasoil y una furgoneta que había sido robada días antes.

La primera detención se produjo la noche del sábado en un edificio situado en calle Cáliz a donde acude una patrulla de la policía tras recibir un aviso telefónico de que se estaba produciendo una descarga de butano con un vehículo y personal que no se correspondía con la empresa suministradora del mismo. El individuo que se encontraba en la furgoneta emprende la huida al percatarse de la presencia de la policía local, que intenta detenerlo.

De forma paralela, una segunda patrulla de policía local junto a la de la Policía Nacional, se dirige al inmueble de calle Cáliz y en él detiene a un individuo que se encontraba manipulando las bombonas de butano.

El domingo por la mañana la Policía Local procedió a la detención de la persona que se dio a la fuga la noche anterior y le intervino una docena de garrafas llenas de gasóleo. La furgoneta en la que huyó fue encontrada poco más tarde y se descubre que la misma había sido robada tres días antes.

Los dos detenidos han sido puestos a disposición judicial.

Caso similar en Darro

La Guardia Civil ha detenido a dos jóvenes de Darro, de veintiuno y veintisiete años de edad, con antecedentes policiales, después de que una patrulla los sorprendiera robando gasoil en un camión.

Las detenciones se produjeron durante la madrugada del pasado día 23 de julio. Los dos jóvenes detenidos, sobre las 4:30 horas se acercaron con cuatro garrafas de veinticinco litros cada una hasta un camión estacionado en una de las calles de Darro, rompieron el tapón del depósito de combustible y se dispusieron a llenar las garrafas que llevaban consigo. Mientras tanto un testigo del robo alertó a la Guardia Civil a través del teléfono de auxilio inmediato, el 062, e inmediatamente después una patrulla de Seguridad Ciudadana se dirigía hacia donde se estaba cometiendo el robo del gasoil.

Los detenidos ya habían llenado su última garrafa y antes de que pudieran marcharse con el botín conseguido, vieron llegar hasta ellos a la patrulla de la Guardia Civil. Dejaron las garrafas y echaron a correr. Minutos después ambos ladrones estaban detenidos. Uno de ellos se cayó al intentar huir y sufrió heridas graves en la rodilla y los agentes, en lugar de engrilletarlo, tuvieron que llamar a una ambulancia para que lo trasladara hasta el hospital de Guadix, donde quedó ingresado.

 





Se el primero en comentar

Deja un comentario