Cultura y “misses”

carmen cerrillo miss world
Avatar for María Escudero
1

Hace unos pocos días hemos podido ver en los medios de comunicación al alcalde de Granada junto al concejal Sebastián Pérez en un acto de entrega de la bandera de la ciudad a una señora que se presenta al concurso de Miss World Spain. Parece estrambótico que en pleno siglo XXI, responsables públicos apoyen este tipo de eventos y pongan a una institución al servicio de tan dudosos objetivos que no se sostienen ni desde el punto de vista del respeto a la igualdad entre mujeres y hombres y tampoco en ese intento de enmarcarlo en una actividad cultural. Parece que sus desencuentros políticos no son tales ya que en esta ocasión han coincidido en  un acto tan insignificante para la ciudad como ofensivo para la dignidad de las mujeres.

Los protagonistas de la noticia han tratado de  suavizarla destacando el perfil profesional de la candidata y los fines de promoción de la ciudad, a la vez que el posible destino altruista de tal publicidad, pero eso no puede desviar la atención de que lo que hace el consistorio es apoyar un concurso femenino de belleza en el que las mujeres compiten entre sí en una subasta que las convierte en objetos. Una práctica denostada y que sitúa a la ciudad fuera de la normativa nacional e internacional que consagra la igualdad de mujeres y hombres. Se han situado al margen de la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de mujeres y hombres y hasta del V Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Granada en plena vigencia.

Además si eso fuera poco, presentar a la concursante con el apoyo del Consistorio como embajadora de Granada es cuando menos esperpéntico ya que se hace en el contexto de la candidatura de Granada a capital europea de la cultura 2031. Ya que la noticia nos ha retrotraído a tiempos pasados cabe pensar que el Alcalde y sus concejales  consideren que la Capitalidad Cultural consista en organizar poco más que unos juegos florales, las mujeres convertidas en “guirnaldas de la historia “con su correspondiente tufillo franquista cargado de sexismo benevolente.

Todo parece un viaje a través del pasado, una vuelta atrás en el tiempo en el que las mujeres eran adornos y la plena ciudadanía para la mitad de la población una quimera aún sin alcanzar.

Nadie en Granada espera que estando en manos de quien está el Ayuntamiento la candidatura de la ciudad a “ciudad cultural europea” para el 2031 de mucho de sí, más bien estamos esperando a mejores tiempos para que tal reconocimiento de las instituciones europeas se convierta en una oportunidad de cambio para nuestra ciudad, pero parece incluso ofensivo la banalización absoluta que se hace con actuaciones como esta que no sólo no promueven la cultura si no que más bien la empequeñecen y lo que es peor la ponen del lado del machismo y contra los valores democráticos.

A propósito de esa importante candidatura para el futuro de la ciudad, ayer el presidente de la Junta reunió al Consejo de Gobierno en la Alhambra, el acontecimiento tuvo como noticia estrella que han detraído 23 millones del presupuesto de la Alhambra para diversas intervenciones en elementos del patrimonio granadino, lo que puede parecer una buena noticia puede convertirse en una amenaza al monumento en un año que debido a la pandemia los ingresos se verán mermados y con ello la capacidad de invertir en su conservación.

Pero me gustaría llamar la atención sobre el proyecto de candidatura a capital cultural al que el Presidente de la Junta no ha dedicado más que unas altisonantes  palabras.

En fin, creo que no vamos bien, no hay proyecto, no hay planificación, no hay liderazgo, no hay nada, de momento una bandera que portara una aspirante a miss y unas intenciones vacías de contenido.

El tiempo juega en contra, ya ha pasado un año del gobierno municipal espurio, nos preguntamos dónde está el Plan Estratégico que anunció el alcalde mientras que esperamos  que eleven la mirada para que esta no sea una oportunidad perdida para Granada.

 





Comentarios

Un comentario en “Cultura y “misses”

  1. Avatar

    Rafael taveras morales

    Muy interesante y vanguardista ….

Deja un comentario