El Granada vuelve a sacar pecho por Diego y por todos

El Granada CF venció en su tercer partido de Europa League al Omonia Nicosia pese a las bajas de última hora por coronavirus

EmFKtkQWkAEjK88
Yangel Herrera y Luis Suárez anotaron los goles rojiblancos | Foto: Gabinete
Jero CameroJero Camero
0

Ni COVID, ni lesiones, ni bajas de última hora. Nada puede con el Granada. Ni siquiera el hecho de tener a su entrenador a miles de kilómetros de distancia en un partido de una competición tan complicada como es la Europa League. La resistencia de este equipo sigue asombrando y cada jornada crece más. Un lucha incansable que llevó a los hombres de Diego Martínez, en esta ocasión dirigidos por Víctor Lafuente, a hacerse con tres puntos y mantener el liderato de su grupo.

Las noticias que se conocían unos minutos antes del inicio del partido elevaban una vez más la dificultad de la gesta nazarí. Antonio Puertas se quedaba recluido en el hotel por un posible positivo junto al delegado del equipo Manolo Lucena. Esta situación volvía a eliminar una nueva posibilidad para el lateral diestro y, para colmo de males, Dimitri Foulquier se quedaba fuera de lista final a pesar de que entrenó con el equipo en la jornada previa.

Pero el Granada siempre tiene una carta extra escondida en su baraja de jugadores y en esta ocasión llevaba el nombre de Pepe Sánchez Martínez. El canterano sólo había jugado un partido con el primer equipo, frente al Hospitalet en la Copa del Rey el curso pasado. Su segundo duelo con la rojiblanca horizontal iba ser, nada más y nada menos, que en Europa League.

El himno de la competición resonó en el GSP Stadium de Nicosia, los jugadores saltaron al terreno de juego y todas las dudas que se podrían haber generado por las bajas de última hora quedaron sepultadas a los cuatro minutos de juego. No necesitó más el Granada para adelantarse en el marcador. Montoro, que aprovechó la confusión de una posible mano en el área chipriota, cedió el cuero para Yangel Herrera. El venezolano no se lo pensó dos veces y chutó entre un mar de piernas que despistó a Fabiano.

El tanto sentó las bases del desarrollo del partido para el Granada. El Omonia quedó noqueado por el gol y cedió todo el control a los rojiblancos. Domingos y Germán comenzaban a montar las jugadas con total tranquilidad desde la línea medular. Poco a poco comenzó a dejarse ver Machís. El venezolano tenía una vez más buena sintonía con su compatriota en la medular y por el costado derecho comenzaron a presionar a la zaga chipriota.

Tuvo el segundo Yangel con un nuevo disparo cruzado, esta vez desde la frontal del área, que se perdió cerca del poste de Fabiano. Machís, en por otro lado, se cambió de costado con Kenedy y lo intentó con un característico tiro con rosca al palo largo. En esta ocasión el portero brasileño del Omonia sí consiguió responder bien a las malas intenciones del internacional vinotinto.

Quien estuvo a punto de hacer uno de los goles más bonitos de la jornada fue Luis Suárez, que hasta entrada la primera media hora de partido no había tenido demasiadas apariciones. El colombiano golpeó de primeras una maravillosa dejada de Kenedy con el tacón, pero volvió a encontrarse con la buena respuesta de Fabiano, que consiguió poner un poco de maquillaje a su error en el primer gol.

Los minutos iban pasando, pero el segundo tanto no llegaba. El Omonia veía posible acercarse a los dominios de un Rui Silva cuyos guantes estaban inéditos excepto por algún córner. Faltaba finura en las jugadas que tejía el conjunto chipriota, pero incluso a trompicones conseguían dar algún que otro toque de atención a la zaga rojiblanca.

Sin embargo, el castillo de naipes que estaba construyendo  el Omonia se cayó justo antes del descanso tras la expulsión de Duris por doble amarilla. El que también cayó, pero en el área del Granada, fue Bauthéac tras una pugna con Carlos Neva, pero el colegiado croata no consideró que la acción fuera suficientemente flagrante como para señalar la pena máxima contra el Granada.

El Omonia necesitaba algo distinto y tras el paso por los vestuarios decidió hacer un triple cambio con el que metió músculo en la medular y velocidad en la punta de ataque. Por su parte, Diego Martínez decidió darle un descanso a Montoro y le dio minutos a Luis Milla para intentar aprovechar su movilidad en el caso de que el cuadro chipriota decidiese lanzarse al ataque.

Durante los primeros compases del segundo tiempo fue el Omonia el que se encontró más cómodo sobre el terreno de juego. Pese a estar con un hombre menos, consiguió que Rui Silva tuviese que esforzarse al máximo para mantener la renta del conjunto rojiblanco. Perdonó el Omonia, pero no el Granada.

Con solo tres hombres el conjunto rojiblanco consiguió duplicar su ventaja en una jugada eléctrica. Robó Germán, se dio la vuelta Milla y filtró el pase para la carrera de Luis Suárez que, con un poco de fortuna, consiguió batir a Fabiano. Por fin mojó el colombiano con la camiseta del Granada, tras varios partidos muy complicados en los que tuvo que hacer frente a defensas muy agobiantes.

Pese al segundo tanto en contra no cejó en su empeño el Omonia por buscar el gol y tuvo las dos más claras tras la entrada de Thiago Santos al terreno de juego. El experimentado brasileño, sin embargo, no pudo batir a un Rui Silva que volvió a mostrarse seguro bajo los palos.

Tres puntos más ante la adversidad para un Granada que solo sabe crecerse ante este tipo de situaciones. La única nota negativa fue el cambio de Pepe por molestias en su pierna derecha a falta de cinco minutos para el final del encuentro. Todo lo demás, alegrías en el seno de la entidad rojiblanca. Esta fue por Diego, Vallejo, Puertas, Soldado, Espínola, Fernández, Morcillo, Lucena… en definitiva: por todos los que no pudieron estar, incluidos los aficionados.


Ficha técnica:

Omonia Nicosia: Fabiano; Lecjaks, Lang, Lüftner, Hubocan; Tzionis (Thiago Santos, 72’), Vítor Gomez, Gómez (Shehu, 46’); Bauthéac (Asante, 46’), Papoulis (Kousoulos, 46’) y Duris.

Granada CF: Rui Silva; Pepe (Nehuén, 89’), Germán, Domingos Duarte, Neva; Montoro (Milla, 46’), Gonalons, Yangel Herrera (Eteki, 90’); Kenedy (Soro, 76’), Machís y Luis Suárez (Molina, 75’).

Goles: 0-1 Yangel Herrera (4’); 0-2 Luis Suárez (63’).

Colegiado: Ivan Bebek (CRO). Amonestó a Lang en el Omonia y a Carlos Neva en el Granada. También expulsó a Duris, del cuadro chipriota, por doble amarilla (31’ y 41’).

Incidencias: Partido disputado en el GSP Stadium de Nicosia sin presencia de aficionados.







Se el primero en comentar

Deja un comentario