Puertas renace para recuperar los tres puntos (2-1)

Un tanto del extremo devuelve al Granada a la senda de la victoria y maquilla el error de Nehuén en un partido en el que Quina volvió a brillar

Granada CF - Elche CF
Antonio Puertas volvió a marcar | Foto: Granada CF
Jero CameroJero Camero
0

Seis partidos más tarde, el Granada CF pudo celebrar una victoria en Liga que llegó, como no, sufriendo hasta la última jugada del encuentro. Los de Diego Martínez, a pesar de las bajas, volvieron a desfondarse con un Kenedy que volvió a brillar, un Quina tocado por la varita, un Jorge Molina de mucho trabajo y desgaste y un Antonio Puertas renacido.

Pero no todo fueron buenas noticias en el seno rojiblanco. Como ha sucedido ya demasiadas veces esta temporada, los errores puntuales a punto estuvieron de costarle muy caros. Nehuén, uno de los sospechosos habituales en este tipo de situaciones, volvió a cometer un fallo que no se ve ni en el fútbol formativo.

Tanto Granada como Elche saltaron al verde con una única idea clara: no cometer errores. Ninguno tomaba riesgos en la salida del balón, lo que impedía jugadas claras en las proximidades del área. Un cabezazo de Yangel, que se marchó por encima del larguero a balón parado, fue lo más destacable en la primera media hora de juego.

Pero había un joven que estaba con ganas de demostrar su valía. La presión constante de Quina y sus apariciones por todos lados volvieron loca a la defensa del Elche hasta que consiguió hacerse un hueco para soltar un zurdazo imposible para Édgar Badía. Segunda titularidad del luso y segundo golazo.

Aunque la alegría no iba a durar mucho en el Granada. Lo que era un despeje de la zaga franjiverde se convirtió en una ocasión de gol cuando Nehuén decidió dejar botar el balón en el balcón del área. Boyé estuvo mucho más atento que su compatriota y aprovechó el regalo para controlar el esférico y definir a la media vuelta con un disparo cruzado.

Un nuevo fallo para sumar a un lista muy larga que podía costarle muy caro a los rojiblancos. El final de la primera parte y el inicio de la segunda fueron de claro dominio visitante. El cansancio de los jugadores con más minutos se empezaba a notar en las piernas y sorprendió ver Fede Vico ingresar al terreno de juego por Quina.

Y es que nunca hay que dudar de las ideas de Diego Martínez. La entrada del cordobés significó la pausa que andaba buscando el Granada. Todas las jugadas pasaban por sus botas y a punto estuvo de devolver la ventaja al marcador con una jugada personal que desbarató Badía con una mano providencial.

El meta del Elche mantenía a los suyos en el partido, pero frente a lo que no pudo hacer nada fue ante el tanto de Puertas a diez minutos de final. Jorge Molina volvió a dar una clase magistral de jugar de espaldas a la portería y consiguió filtrar un pase para la carrera de Foulquier. Su centro raso lo aprovechó Puertas en el punto de penalti para rematar adelantándose a su marcador.

Aun así, el Elche tuvo la suya para igualar el resultado en el último suspiro con un saque de esquina que remató Dani Calvo en el segundo palo. El balón parecía que entraba, pero apareció el ángel de la guarda de este Granada llamado Rui Silva para evitar el gol y celebrarlo con mucha rabia.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva; Foulquier (Adrián Marín, 82′), Domingos, Nehuén, Víctor Díaz; Eteki (Vallejo, 88′), Quina (Fede Vico, 62′), Yangel; Kenedy, Jorge Molina (Soldado, 82′) y Puertas.

Elche CF: Édgar Badía; Barragán, Verdú, Calvo, Mojica (Josema, 46′); Fidel (Nino, 83′), Guti, Marcone, Tete Morente (Rigoni, 73′) (Víctor Rodríguez, 77′); Boyé y Carrillo (Pere Milla, 78′).

Goles: 1-0, Quina (32′); 1-1, Boyé (40′); 2-1, Puertas (79′).

Árbitro: Jaime Latre, amonestó a Nehuén, Jorge Molina y Víctor Díaz en el Granada y a Mojica y Josema en el Elche.







Se el primero en comentar

Deja un comentario