El rebote condena al Covirán Granada en Lleida (83-79)

Los hombres de Pablo Pin, que tuvieron en su mano la igualada, reaccionaron demasiado tarde ante el ICG Força Lleida

ElvcHsjWoAIjifK
El Fundación sufrió su primera derrota de la temporada | Foto: Gabinete
Jero CameroJero Camero
0

El segundo viaje del Covirán Granada de forma consecutiva comenzó con problemas. El ICG Força Lleida necesitaba sumar los primeros puntos del campeonato tras haber caído en las dos primeras jornadas. Los hombres de Aranzana salieron con mucha mordiente desde el primer momento y un Eddy Polanco muy enchufado ejecutó sin piedad desde la línea de triple. El dominicano no quería sumar una nueva derrota en su casillero.

Por más que el Covirán intentó ajustar la defensa, el caribeño estaba en estado de gracia. Sin un buen nivel atrás, era el momento de hacer daño por delante. Costa y Murphy lideraron la reacción del cuadro rojinegro. El base consiguió explotar la zona rival y, cuando el Força Lleida se cerró, el internacional finlandés mantuvo el ritmo a base de triples y dejó la diferencia en solo cinco puntos.

El segundo cuarto comenzó con la misma dinámica que lo hizo el primero. Planco seguía muy seguro en su toma de decisiones y los hombres de Pin no conseguían dar con la tecla para frenarlo. Pese a todo, con un buen parcial el Covirán consiguió culminar la remontada, pero poco más. Tras ese fulgurante inicio, el primer problema del cuadro granadino se hizo evidente. La acumulación de pérdidas estaba siendo un gran problema que el conjunto ilerdense aprovechaba con suma facilidad a la carrera.

Al Covirán le crecían los enanos y también los gigantes. Chapela, tras un complicado primer periodo, consiguió ponerse a tono y lo que no conseguía entrar lo rebañaba Buchanan con suma facilidad. Ni Iriarte ni Bamba Fall parecían ser capaces de poder frenar la potencia del norteamericano en los rebotes y el poste bajo. Los ajustes ante el movimiento de balón del Força Lleida nunca llegaban a tiempo. Aun así, con destellos muy puntuales, el Covirán consiguió mantenerse a tan solo seis puntos de sus rivales, lo que seguía dando alas al conjunto de Pablo Pin para la segunda mitad.

Pero el paso por los vestuarios no pareció sentar bien a Pin y los suyos. La fluidez en ataque seguía sin aparecer y Lleida salió en tromba para conseguir un parcial de 6-0 gracias al dominio del rebote y la presión defensiva. La renta ilerdense se fue por primera vez por encima de los 10 puntos. Ante la presión, Bropleh consiguió despertar y recortó la diferencia una vez más. Pero la tónica en defensa continuaba igual.

La lluvia de triples en esta ocasión caía sobre las cabezas del Covirán. La usual facilidad con la que los granadinos solían sumar de tres en tres se había esfumado en este encuentro. El propio Bropleh, que parecía que había despertado, encadenó dos disparos al aire. El resto de la plantilla tenía el brazo igual de encogido. Las sensaciones seguían sin ser buena y lo único positivo al cierre del tercer cuarto era que el marcador seguía por debajo de los diez puntos de diferencia.

Nada le salía bien al Covirán que, para colmo, tuvo el complicado reto de recortar la gran diferencia que tenía habiendo concedido el bonus de tiros libres muy rápido. Para el último cuarto, la rotación de ICG Força Lleida se quedó corta en el interior tras la lesión de N’Guessan. Aun así, el conjunto de Pablo Pin consiguió reponerse al titubeante comienzo del cuarto y la intensidad y presión defensiva al fin dieron sus frutos.

El cuadro rojinegro, liderados por un Bropleh que se sacudió la tensión que tenía hasta el momento, consiguió reducir la diferencia hasta solo dos puntos. El Covirán lo había conseguido. Tenía en sus manos poder remontar el encuentro tras más de 35 minutos de sufrimiento. Sin embargo, las dos últimas buenas defensas rojinegras no fueron correspondidas con el esfuerzo reboteador necesario y el ICG Força pudo sentenciar desde los tiros libres.


Ficha técnica:

Força Lleida: Polanco (23), Vinicius (6), Sans (2), Bulic (15) y Buchanan (14) –quinteto inicial-, Hester, N’Guessan (2), Chapela (12), Sierra (9) y Vecvagars.

Covirán Granada: Costa (16), Martínez, Murphy (17), Pardina (2), Fall (9) –quinteto inicial- Bropleh (20), Bortolussi (3), Rodríguez, Bressan, Díaz (5) e Iriarte (7).

Parciales: 24-19; 21-20 –descanso–; 22-19; 16-21.

Colegiados: Víctor Mas, Antonio Zamora y Daniel Cervantes.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de LEB Oro disputado en el Barris Nord de Lleida sin público por las normativas relativas al COVID-19.







Se el primero en comentar

Deja un comentario