Vídeo | Así vivieron los aficionados del Granada CF el ascenso desde la mítica 'Taberna Andaluza'

GranadaDigital estuvo frente al televisor y junto a decenas de granadinos en la 'Taberna Andaluza' para disfrutar de un día histórico junto a jarras de cervezas y tapas

La afición del Granada sigue el partido desde el bar 'Taberna Andaluza'
La afición del Granada sigue el partido desde el bar 'Taberna Andaluza' | Foto: Javi Gea
Guillermo Acuña González
0

40 minutos para el inicio del partido más importante de la temporada y en Granada comienza a llover. Pero no un poco. Un aguacero. ¿Qua habrá afectado el trayecto de la gente que se encontraba de camino a encontrar una ubicación en algún bar? De seguro. ¿Que habrá cambiado los planes de querer ver al Granada subir a primera, aunque sea por la tele? Qué va, de ninguna manera.

Como si fuera una mala broma y una prueba de lealtad a los aficionados, la lluvia paró a las nueve menos diez. En la 'Taberna Andaluza', el tradicional bar granadino de calle Pintor Rodríguez Acosta 3, el público reservó sus mesas con anticipación y la mayoría evitó vivir el chaparrón protegidos ya en el bar esperando el inicio del encuentro.

El juez Adrián Cordero dio el pitazo inicial en los Cármenes. Lo que sucediera en las siguientes dos horas en el estadio ubicado en el Zaidín iba a influir en toda la ciudad, que ya desde temprano vivía el ambiente en las calles. Nunca es solo un partido de fútbol, y menos en el día más importante del año para los aficionados.

Minuto 12. Centro del Leganés al área del Granada y un minuto más tarde una llegada de Franquesa por la banda izquierda instalaba el nerviosismo entre los casi 60 aficionados sentados en la 'Taberna Andaluza'.

Minuto 20 y dos emociones completamente opuestas cambiaron el ambiente en cinco segundos: gol del Leganés e inmediatamente anulado por fuera de juego. Los aplausos fueron espontáneos en todo el bar.

Uzuni en los Cármenes se arrastra cerca del área chica y desvía sobre el larguero en la primera llegada de peligro para el Granada, en el 22. Todos de pie ahogaron el grito de gol.

Bryan arranca por la izquierda y encuentra en el centro a Puertas en el 26, que eleva por poco. Un minuto después, Uzuni entra al área y todos en el bar gritan al unísono "tira, tira". A seguir esperando. Al menos, lo que se ve en los Cármenes y en el ambiente del bar es que el Granada quiere ser de primera y que en la noche quieren estar en esa celebración en Fuente de las Batallas. Al menos en las ganas, al menos en los méritos. E incluso con el empate lo estaban consiguiendo, pero eso no conformaba a los nazaríes, menos en su casa.

Uno de los presentes revisa en su móvil la tabla de posiciones y el minuto a minuto de los cuatro partidos que se juegan en simultáneo para saber que todo sigue igual, que todo marcha bien, todos cero a cero, aunque la alegría seguía dependiendo de lo que estaba viendo frente a su pantalla del televisor y no del dispositivo. "Vamos, vamos, vamos", grita.

Hay imágenes y personas que marcan algunos momentos de las historias que luego siempre recordamos. Uno de esos de seguro será el del minuto 42 con Uzuni abriendo la cuenta en los Cármenes. Fiesta, abrazos y un espontáneo "vamos mi Granada, vamos campeón".

"Vamos, coño, vamoooos". "Venga, vamos a aguantar el resultado", se escucha enseguida por parte de los aficionados, que ya saben que con el resultado que se van al descanso no solo consiguen el ascenso, sino que también el título.

Lo de Bryan Zaragoza no tiene sentido. Qué golazo en el 58'. Una obra que además se transformó en emoción y felicidad en el rostro de todos en la 'Taberna Andaluza', porque ahora sí se sentía esa tranquilidad y un ambiente distendido, a 3,5 kilómetros del escenario donde un pequeño crack de 22 años y de solo 1.64 metros de altura entraba en la historia.

Un grupo de personas intentó, sin fortuna, entrar al bar para ver los últimos minutos. Ninguna silla disponible, tampoco un hueco junto a la barra.

Los minutos restantes, salvo el lanzamiento en el travesaño de Callejón tras un tiro libre que los levantó a todos del asiento, fueron de tranquilidad y alegría. "Estamos en primera, vamos a disfrutar", se escuchaba gritar. En el 88', Uzuni sale de la cancha entre aplausos, que también se replicaron desde el bar. Los cánticos comenzaron.

Aunque quedaba un par de minutos aún, ya todos tenían la seguridad de que el Granada jugaría la próxima temporada en la máxima categoría. En la pantalla se indica que hay cuatro minutos de adición y muestran también la tabla de posiciones. "Campeones campeones oeee oeee oeeee", todos corean. La gente se levanta de su sitio y empieza a saltar y cantar: "Es de primera, Granada es de primera".

Y sí, Granada nuevamente es de primera, pero los de Paco López también son los campeones de división. Y esta vez solo se esperó un año.







Se el primero en comentar

Deja un comentario