El Circo del Sol, desde dentro y desde las gradas

El espectáculo de Corteo ha llegado por primera vez a España y su primera parada ha sido el Palacio de Deportes de Granada

Fotos Circo del Sol (7)
Momentos antes y durante el espectáculo Corteo | Foto y vídeo : Javier Gea
Andrea Piñar AnguitaAndrea Piñar Anguita
0

Corteo es uno de los espectáculos de la reconocida compañía Circo del Sol, no es nuevo, es más, lleva desde 2005 actuando en escenarios de todo el mundo. Sin embargo, si es la primera vez que este espectáculo llega a Granada y a España en su versión para pabellón.

La compañía del Circo del Sol ha creado un espectáculo mediante el que pretende contar la historia de Marcelo, un hombre que sueña con su funeral y como en todo funeral, empieza el recorrido por su vida desde su feliz niñez, que se representa con algunos de los artistas saltando en camas elásticas y haciendo piruetas no recomendadas para niños, hasta finalmente su marcha volando con alas de ángel en una bicicleta.

La compañía aterrizó en Granada el lunes después de su actuación en Lisboa. El martes comenzó el montaje de todo el escenario en el Palacio de Deportes de Granada, “un trabajo de 10 o 12 horas, llevado a cabo por 34 técnicos habituales en el show y otros cien locales que han ayudado a toda la instalación” cuenta Maswell Batista, relaciones de públicas de Corteo.

Desde su llegada, ya que el escenario aún no estaba listo, los artistas han tenido tiempo de visitar la ciudad, y según confiesa el cantante de Corteo, David Repullés, “todos están encantados”. Tras la diversión, llega el momento de ponerse serios y ensayar para las actuaciones que se sucederás desde ayer, miércoles 15 de enero, hasta el domingo 19.

Si bien ver el espectáculo del Circo del Sol ya resulta espectacular, pasear entre bambalinas, es otro nivel. La cantidad de elementos necesarios para la puesta en escena de esta actuación resultan abrumadores, vestuario, camas elásticas, iluminación, decorados… son miles de pequeños elementos que hacen un conjunto brillante.

Para el vestuario, Corteo cuenta con cuatro costureras que fabrican, a medida, cada uno de los trajes necesarios para los artistas, además, contratan, en cada ciudad que visitan, a otros dos profesionales que ayudan en la tarea. También se encuentra un zapatero, que cuida cada detalle para que sea, no solo bonito, también práctico y cómodo, este hombre hace zapatos tanto para un numero 54.

En cuanto al maquillaje, cada uno de los artistas se hace el suyo propio. Cada uno de los artistas dedica cerca de una hora a esta tarea. Ambas tareas unidas, vestuario y maquillaje, hacen que la caracterización de cada artista se vea en sintonía con el resto del escenario.

Este espectáculo también cuenta con una gran tecnología, cada uno de los artistas lleva camuflado en su interior unos pequeños sensores que permiten que la luz de los focos los encuentre y se dirija hacia ellos en todo su recorrido por el escenario.

Música en directo,  a cargo de David Repullés, un catalán que se ha montado en el carro de este mundo hace cosa menos de 6 meses y que tras el gran salto en su vida, no se arrepiente en ningún caso y está orgulloso de pertenecer a un grupo que según comenta, “tiene muy buen royo”.

Cada uno de los elementos se encajan a la perfección para que a la hora de la magia se viva la magia que todo el allí presente ayer, miércoles 15 de enero pudo disfrutar. Un espectáculo que hace vivir al espectador en una montaña rusa de sentimientos como la nostalgia, la alegría, la tristeza o el éxtasis de la risa.

Salto en cama elástica, una coreografía encima de una gran lámpara a una gran altura, en espectáculo de Pol Dance, malabarismos, humor y otras tantas modalidades más que completan este espectáculo para dejar entusiasmados a todos los presentes.

Hay momentos en el que no se puede evitar encogerse al ver las piruetas, coreografías y contorsiones que hacen y que te elevan al furor al ver como finalizan con éxito. Como punto negativo, dos pequeños puntos, en primer lugar, el sonido, en ocasiones se perdía y no se podía escuchar bien y por otro lado el exceso de italiano frente al español, que en ocasiones hacían que se perdieran algunos chistes.

Para ver la galería completa, haga clic sobre la imagen: 



Se el primero en comentar

Deja un comentario