Cantera y competitividad: la combinación que ha devuelto a Granada a la élite del bádminton nacional

El conjunto dirigido por Salvador Franco ha firmado un final de temporada excelso para superar a sus rivales directos

FOTOS El Club Bádminton Granada da el salto a la máxima categoría (1)
Foto de familia del equipo granadino | Foto y vídeo: Javi Gea
Sergio Rodríguez Acosta
0

Granada vuelve a tener presencia en la élite del bádminton nacional. Como todo gran logro, lleva consigo un trabajo notable a sus espaldas. El Club Bádminton Granada ha firmado un ascenso en una temporada marcada por el Covid-19, que no ha frenado las aspiraciones de su preparador y su joven plantilla, que ha querido saltarse sus etapas de madurez creciendo sobre la pista. La División de Honor espera al bloque de Salvador Franco, que cuenta desde el pabellón municipal de Ogíjares, donde entrena el equipo, las claves del éxito alcanzado y la apuesta nacida hace una década.

Viendo entrenar a los jóvenes jugadores cualquiera puede pensar que se preparan para un circuito de atletismo. Los pupilos de Franco realizan un duro trabajo físico de unos 30 minutos antes de ver los volantes. En algunos de sus ejercicios les acompaña un chaleco de lastre que oscila desde los 12 hasta los 16 kilos. Impacta ver que varios de los jugadores no alcanzan la mayoría de edad, lo que convierte al equipo en uno de los más jóvenes de la categoría.

“Empezamos la temporada con dudas, pero a partir de la segunda jornada vimos opciones, nos reforzamos con una jugadora italiana y ahora puedo decir que Granada tiene otra vez un equipo en la máxima categoría del bádminton español”, manifiesta Salvador Franco. El preparador explica que el 80% de sus pupilos han nacido en el club, un proyecto nacido hace diez años que tiene claras sus formas. El técnico muestra orgullo por la actitud de sus jugadores, pues son ellos los que “han demandado estar en División de Honor”. “Esto te asegura un futuro a largo plazo”, asegura Franco, que cuenta con miembros de la selección sub-19.

La élite es siempre exigente, por lo que desde el club espera poder continuar con la suma de cantera y algún jugador extranjero para no perder su esencia y competir en la máxima categoría. “Podría haber dicho que estábamos en un año de transición, pero los jugadores querían ir a todo. Las dos últimas jornadas han hecho una competición excepcional”, detalla Salvador con una sonrisa. El equipo ha ganado 14 de los 15 encuentros disputados, con un rendimiento destacado frente a sus rivales directos.

El entrenador del Club Bádminton Granada agradece también a los Ayuntamientos de Ogíjares y Granada su ayuda para que el equipo haya podido seguir entrenando sin problemas durante toda la campaña. “Va a ser un curso muy difícil. El equipo tiene que estar al completo y tienes que reforzarte. Haremos una mezcla entre jugadores jóvenes y extranjeros. Espero que el Covid-19 nos permita contar con todos en la máxima categoría”, explica el preparador, que asume con tranquilidad que hay otros clubes que fichan con un poder económico mucho más notable.

“Mi filosofía es que si estamos en la máxima categoría tiene que ser con jugadores de la cantera. Si no somos capaces de defenderla no pasa nada, volveremos a Primera Nacional y cuando se pueda regresaremos”, asevera Salvador, que disfruta con su plantilla en cada ejercicio. La élite espera al Club Bádminton Granada, que ya cuenta los días para volver a mostrar su competitividad sobre la pista.







Se el primero en comentar

Deja un comentario