Canciones en el Hospital Real y la Compañía Nacional de Danza en el Generalife

La joven mezzosoprano alemana Anna Lucia Richter se presenta en el Festival acompañada por el pianista israelí-sudafricano Ammiel Bushakevitz

230704 Anna Lucia Richter_4_foto_ Ammiel Bushakevitz
La mezzosoprano Anna Lucia Richter | Foto: Gabinete
Gabinete
0

La joven mezzosoprano alemana Anna Lucia Richter se presenta en el Festival acompañada por el pianista israelí-sudafricano Ammiel Bushakevitz con un programa que se acoge a un título genérico ('Licht', es decir, Luz) que trae ecos de grandes momentos del Clasicismo, la música de las luces. Ese 'Licht' nos remite en efecto a uno de los momentos más conocidos de la historia de la música (el formidable acorde de do mayor de 'La Creación' de Haydn) y le sirve a Richter para hacer una auténtica historia de la canción alemana, pues se remonta a dos de los más conocidos trovadores (meistersinger en lengua germánica) de finales de la Edad Media y llega hasta dos autores aún vivos, Reimann y Rihm. Entre medias, algunos de los nombres fundamentales del lied romántico (Schubert, Schumann, los Mendelssohn, Wolf…), pero también sus más directos antecedentes clásicos (Haydn, Mozart), la sorpresa de Bach (tan poco frecuente en estos recitales) y maestros de estéticas muy diversas de principios del siglo XX (Berg, Eisler, Weill).

Tras cuatro años al frente de la Compañía Nacional de Danza, el madrileño Joaquín De Luz la trae al Generalife un programa triple y ecléctico. Su creación 'A tu vera', que la CND preestrena este martes, continúa con la obra maestra de la coreografía neoclásica Apollo, de Balanchine y Stravinsky, y el ballet Heatscape, del coreógrafo estrella de Nueva York, Justin Peck.

'A tu vera', "nace de mi pasión por el flamenco", cuenta Joaquín De Luz en estas primeras declaraciones suyas sobre la creación que coprotagoniza con la bailarina de danza española Sara Calero y ocho bailarines, sobre música de Sabicas y Manolo Sanlúcar, entre otros. "El baile flamenco viene de la verdad y he querido sacar esa verdad para introducirla en el lenguaje del ballet neoclásico, desde la humanidad. La idea empezó a tomar forma cuando participé en la coreografía de Carlos Rodríguez, Eterno Picasso. Ha sido un proceso que me ha sorprendido gratamente y me hace especial ilusión que podamos bailar en puntas, y en otros lenguajes de la danza, nuestras raíces musicales y con nuestro duende", desgrana.

Le sigue 'Apollo', la exitosa y primera gran colaboración del coreógrafo George Balanchine y el compositor Igor Stravinski, un encargo de la gran mecenas estadounidense Elisabeth Sprague Coolidge que se estrenó primero en Washington, con coreografía de Adolph Bohm en abril de 1928, y que acabaría recalando en París en junio de aquel mismo año, ya con la coreografía de Balanchine para la célebre compañía de Ballets Rusos de Diáguilev. Es un ballet dramático y poderoso que presenta al joven dios y su llegada al mundo adulto de la mano de las musas de la poesía, mimo y danza. Y para concluir, de Justin Peck, coreógrafo residente del New York City Ballet y seguidor del estilo neoclásico del gran Balanchine, veremos 'Heatscape', aplaudida coreografía que mezcla la elegancia de las puntas y un espacio escénico inspirado en el arte urbano.

Jornada en el FEX

El Auditorio Manuel de Falla acogerá a las 21:00 horas un concierto solidario a beneficio de Aldeas Infantiles SOS de España y Aldeas Inclusiva. El recital se incluye dentro de la duodécima edición de los 'Conciertos solidarios' que viene organizando la Concejalía de Derechos Sociales, Planes de Integración y Transformación Social y Mayores del Ayuntamiento de Granada. Lo protagonizará el Coro Ciudad de Granada, que, dirigido por Encarni Rodríguez Torres, ofrecerá bajo el título Tempus fugit un amplio muestrario de música internacional de compositores de nuestros días, con piezas, entre otros de Michael McGlynn, Kim André Arnesen, György Orbán, Eric Whitacre, Eric William Barnum, George G. Hernandez, Guillermo Martínez, Morten Lauridsen, Alejandro Wolfgang Espigares o Jaakko Mäntyjarvi. El conjunto define así sus intenciones con este programa: “El proyecto Tempus fugit busca que el espectador experimente multitud de sensaciones que le lleven a rememorar impresiones que le han conmovido en algún momento de su vida… Porque el tiempo pasa, inevitablemente… y con él los sentimientos que van empapando el alma del ser humano, configurando su imagen a lo Dorian Grey, y no en cuanto a lo decadente como sí por la transformación que las emociones pueden modelar en el alma del ser humano a través del tiempo. Evocaremos los afectos que impregnan el espíritu humano con el paso de un tiempo que fluye, que no vuelve, inundado de sensaciones que moldean al ser humano cual Prometeo. Un tiempo que vuela en instantes en los que el espectador quedará contagiado por una vorágine de percepciones que abrumarán sus sentidos”.

En el Cuarto Real de Santo Domingo, el trío Birds repite, también a las 21:00 horas, el programa que el sábado 1 presentó en Yegen. El Birds es un trío de flautas que forman la granadina Irene Mata Tejero, la alicantina Estela Mañogil Espinosa y el asturiano Martín Pérez Álvarez. Su recital, que incluye obras de Herman Beeftink, Agustín Lara y Javier Mata Tejero, propone un viaje por la música típica de sus respectivas regiones de origen, un programa en el que la sonoridad de sus instrumentos resulta acorde a la temática de las composiciones que lo integran.







Se el primero en comentar

Deja un comentario