Bilbao Basket, construyendo victorias desde una excelsa defensa

Los 'MIB' suman tres triunfos en este inicio de temporada gracias a su intensidad defensiva y el liderazgo de jugadores como Tryggvi Hlinason y Sacha Killeya-Jones

RS511173_J01 SBB-MBA Firmar acb Photo - A Arrizabalaga
Melvin Pantzar, jugador de Bilbao Basket | Foto: ACB Photo
Ainoa Morano
0

La quinta jornada de la ACB traerá para Covirán Granada el único reencuentro con un exjugador de la pasada temporada que permanece en la competición. Alex Renfroe volverá a verse sobre el parqué con sus antiguos compañeros, aunque esta vez vistiendo la camiseta de Bilbao Basket. Los rojinegros viajarán este viernes hacia el País Vasco para medirse el sábado, a partir de las 18:00 horas, a los MIB en un duelo que, una vez más, se señala en rojo para un conjunto granadino cada vez más presionado por conseguir su primer triunfo del año.

Mientras los de Pablo Pin sufren para cosechar su primera victoria, en Miribilla todo son sonrisas ante el gran inicio de temporada que están firmando los de Jaume Ponsarnau. El Bilbao Basket cuenta ya con tres triunfos en su casillero al vencer a MoraBanc Andorra, Monbus Obradoiro y UCAM Murcia, mientras que solo ha perdido ante Baskonia. El proyecto de los 'hombres de negro' marcha sobre ruedas y, por el momento, no han cedido ningún partido en su pabellón, aspecto que dificultará aun más al Covirán Granada asaltar Miribilla.

El Bilbao Basket ha renovado este verano a parte de su plantilla sin perder a parte de núcleo, conformado por Adam Smith, Álex Reyes, Xabi Rabaseda, Denzel Anderson, Tomeu Rigo y Georgios Tsalmpouris. En el apartado de incorporaciones aparecen Melvin Pantzar, Alex Renfroe, Kristian Kullamae, Thijs de Ridder, Sacha Killeya-Jones y Triggvi Hlinason, siendo estos dos últimos jugadores los que mejores sensaciones y resultados están dando a los bilbaínos.

Hlinason y Killeya-Jones se sitúan en tan solo cuatro jornadas como los grandes referentes de los MIB. El pívot islandés ya figura como una de las principales amenazas ofensivas con una media de 10'5 puntos, así como un hombre de garantías en el plano defensivo con una media de 7'3 balones capturados por encuentro. El ex jugador de Casademont Zaragoza ha llegado a Bilbao para ser un jugador importante y ya lo está consiguiendo. Su mejor actuación en lo que va de temporada fue ante Baskonia donde firmó 13 puntos, 8 rebotes y cinco asistencias para 20 de valoración.

Por su parte, Killeya-Jones aparece como el máximo anotador del equipo con 12'7 puntos de media. Al igual que su compañero de posición, el pívot inglés también aporta en el rebote con cuatro balones capturados de media por encuentro. En este aspecto del juego, llama la atención, aunque quizás en Granada no tanto, que el segundo máximo reboteador de los 'MIB' sea Alex Renfroe con cinco rebotes de media.

Construyendo victorias desde la defensa

Si algo tiene este nuevo Bilbao Basket, el cual ha aprendido y mucho de los errores del pasado, es que todos los jugadores en pista aportan, especialmente en la defensa, su gran punto fuerte esta temporada y su principal arma para sumar ya tres triunfos en cuatro jornadas. Los de Jaume Ponsarnau ahogan a sus rivales con una intensidad defensiva descomunal, logrando que su oponente encaje menos de 80 puntos. La única excepción fue Baskonia, el resto: Andorra (73), Obradoiro (77) y UCAM (77). Esta gran defensa de los bilbaínos ha conseguido que el equipo se sitúe como el segundo conjunto de la ACB con mejor eficiencia defensiva, es decir, los puntos encajados por cada 100 posesiones. Bilbao Basket cuenta con 99'2 puntos encajados por cada 100 posesiones, solo adelantado por el Real Madrid con 98'4 puntos encajados.

El gran ejemplo del potencial de la defensa de Bilbao Basket se pudo ver a la perfección en el duelo de la pasada semana ante UCAM Murcia. Los de Sito Alonso, que llegaban en una dinámica inmejorable con tres de tres en victorias, sucumbieron ante la pizarra de Jaume Ponsarnau, basada en gran medida en la actitud defensiva. Controlando el rebote defensivo y con transiciones rápidas, sumado a la espectacular actuación de Killeya-Jones, Bilbao logró una ventaja de más de 20 puntos difícil de remontar para los universitarios. El pívot inglés brilló desde el 2x2, su juego en el poste bajo y tras el rebote ofensivo. La única forma en la que UCAM pudo reengancharse al partido fue ralentizando el juego de su rival, evitando que corriese en exceso. Aquí estará una de las claves para Covirán Granada.

El nuevo proyecto de los 'Hombres de Negro' tenía una gran incógnita: comprobar cómo funcionaría la pareja formada por Alex Renfroe y Melvin Pantzar. La experiencia y la juventud como timones de un barco que busca una mayor estabilidad cada año. Por el momento, el experimento está funcionando. Aunque el exjugador rojinegro sea el que más minutos suma en pista, ambos aportan números similares en todas las facetas del juego, siendo levemente superiores los de Renfroe, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que Pantzar es casi un debutante en la competición. Aun así, el base sueco es uno de los jugadores que mejor aprovecha su imponente físico, firmando continuas acciones en las que encara con agresividad el aro.

En números totales, Bilbao Basket es segundo en rebotes capturados con 38'75 por encuentro; segundo en rebotes defensivos con 26'5; quinto en rebotes ofensivos con 12'25 por encuentro; segundo en lanzamiento de tiros de dos con 24'25 por partido y segundo en mates realizados con 4'5 por encuentro.







Se el primero en comentar

Deja un comentario