«A veces intentaba forzar la vista para que la gente no se diera cuenta de mi estrabismo”

Silvia Coca se ha sometido a una corrección ocular en Clínica Benavides que ha mejorado varios aspectos de su vida diaria

FOTOS MK BENAVIDES (4)
En la Clínica Benavides utilizan varios métodos avanzados para tratar el estrabismo | Foto y vídeo: Javier Gea
GranadaDigitalGranadaDigital
0

Silvia Coca es una joven que padecía estrabismo desde hacía varios años. Una alteración de la visión que trajo a esta mujer otro tipo de problemas relacionados. Ahora, tras operarse en Clínica Benavides, cuenta su experiencia para compartirla con otros pacientes y ayudar a los que no se deciden a pasar por el quirófano.

“Tenía un problema de estrabismo desde hacía muchos años. Lo sufrí desde pequeña porque me dijeron que no podía operarme. Un día me metí en la página de Clínica Benavides y vi que sí podía hacerlo”, comenta Silvia Coca tras una de sus revisiones a la clínica, donde ha querido mostrar su satisfacción por los resultados obtenidos.

La mayoría de las veces, el estrabismo está asociado con problemas sociales o de autoestima. Aunque no fue el caso de Silvia, esta desviación ocular llegó a provocar otros inconvenientes en su vida. “No llegué a tener problemas de autoestima porque soy una persona muy optimista, pero sí es cierto que a veces intentaba forzar la vista para que la gente no se diera cuenta de mi estrabismo”, comenta esta paciente de Clínica Benavides.

Silvia realmente decidió acudir a este centro especializado debido a las molestias que ocasionaba el estrabismo que padecía en su día a día. “Tenía ciertos mareos que a veces me hacían, incluso, vomitar. Tenía doble campo de visión, en ocasiones tenía que llevar hasta un ojo cerrado mientras conducía”, subraya.

Una paciente es examinada en la Clínica Benavides | Foto: Javier Gea

Los métodos para tratar el estrabismo de un ojo son varios. Podemos encontrar medios ópticos, inyecciones de toxina botulínica o, si fuera necesario, acudir a la cirugía. Procedimientos que dan los resultados extraordinarios.
“Desde que me operé, levantarme por la mañana y ver que tengo el ojo en su sitio es espectacular. Ya no tengo mareos, voy conduciendo normal, tengo un mayor enfoque. Por ello, animo a la gente a que se informe en la página de Clínica Benavides y se opere porque te quedas muy bien”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario