Lunes, 22 Mayo, 2017

Publicidad

Y el rock volvió a Ogíjares

Granada Digital vive 'desde dentro' el Festival 'Al Filo' de Ogíjares

Imagen: Javi Tejero
Javi Tejero


image_print

Todavía conservo una camiseta del antiguo festival Al Filo, un festival que se celebraba en Ogíjares anualmente y que traía a grupos emergentes y otros de cierto renombre. Un esfuerzo y un reconocimiento a la cultura que se perdió. En esa camiseta pone año 2002, no recuerdo si ese fue el último.

En este 2016 el festival ha renacido, sin cabeza de cartel pero con mucho rock n’ roll. Y he tenido la gran suerte de participar con mi banda, con la que llevo menos de un año, y con la que he grabado el que va a ser mi segundo disco (Tormentas y Acordes). Los otros participantes fueron los grupos Tercer Deseo y Tiempo Atrás. Rock n’ roll en la plaza del pueblo, de toda la vida.

festival-al-filo-ogijares

Imagen: Javi Tejero

Una hora después de la hora anunciada salieron a escena los chicos de Tercer Deseo, grupo formado por dos cantautores rockeros (Jero Marín y Jesús Peña) que alternan sus composiciones y sus voces. Letras cuidadas y mucha curiosidad musical, con un eclecticismo de estilos dentro de la base del rock de autor. Hay mucha calidad ahí metida, y este grupo tiene mucho que decir.

En segundo lugar actuó un servidor, disfrutando al máximo de algunas de las canciones que acabamos de grabar (en ese punto en el que salen como un engranaje de reloj), y completando con un par de versiones. Entre ellas, quisimos rescatar al grupo Los Pistones, conocidos por unos cuantos iniciados en lo profundo del pop-rock patrio. Había mucha expectación por escucharme en eléctrico años después, por escuchar mis canciones con el empaque de una banda de rock.

Para cerrar actuaron los veteranos Tiempo Atrás. Antonio Ariza, un auténtico superviviente de una gran tradición musical, encabeza esta formación. Las canciones, compuestas por él, ofrecen pop fresco, junto con el rock n’ roll más clásico. Demuestran seguridad, oficio, y una constante interacción con su fiel público.

No puede decirse que fuera un éxito de público. En los fines de semana de junio parece que la gente sólo puede respirar acercándose al mar. También es cierto que sin cabeza de cartel es difícil, pero es que el público en general, últimamente, está muy difícil (excepto para algunos privilegiados). No queda otra que seguir haciendo rock n’ roll, todo lo demás son baches del camino que intentar evitar.

Tan sólo espero que el festival Al Filo pueda seguir celebrándose, que se vuelva a consolidar y que “la villa de la música” respete, reconozca y valore a todo tipo de música por igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *