Jueves, 19 enero, 2017

UPyD prevé un curso político “interesante” que pondrá fin a la mayoria absoluta de los populares

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en Granada, prevé que el curso político que se abre en septiembre y que concluirá con las elecciones municipales de mayo va a ser “muy interesante” y que será el último en el que el PP gobierne con mayoría absoluta



image_print

Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en Granada, prevé que el curso político que se abre en septiembre y que concluirá con las elecciones municipales de mayo va a ser “muy interesante” y que será el último en el que el PP gobierne con mayoría absoluta. La edil está segura de que las urnas decidirán que después haya un ayuntamiento distinto y eso le parece el preludio de una “sana pluralidad democrática”.

Considera la concejal que, haga lo que haga el PP en el tiempo que le queda en el gobierno, no va a revalidar la amplia mayoría que ahora tiene. La previsible fragmentación del voto y la eventual entrada de nuevas formaciones políticas son a su juicio buenas noticias, al menos si entre todas logran “consensuar una serie de medidas que mejoren la vida de los ciudadanos, que es para lo que nos pagan a los políticos”.

Mientras tanto, vaticina, el PP seguirá acreditando su “pésima gestión”, especialmente en el ámbito económico. En ese sentido, prevé que el presente ejercicio se salde con déficit o que, en su defecto, se corrija a costa de un nuevo crédito. O lo que es lo mismo, de “saquear las arcas del futuro, pagando lo de hoy con el dinero de mañana”.

Olalla afirma que esta práctica, por lo demás habitual, demuestra que el PP no sabe gestionar el dinero de todos. Remarca que la deuda actual es de 300 millones de euros, una cantidad que, avisa, hay que devolver en un plazo de diez años. “Eso hace que, venga quien venga, tenga las manos atadas y se vea forzado a recortar aún más servicios”, opina.

La concejal también reprocha a los populares que, con tal de mantener su “clientelismo”, hayan optado por “recortar a los más débiles, que es lo que mejor se les da”, en lugar de, por ejemplo, eliminar una televisión local “que ahora no nos podemos permitir”. El gobierno local, agrega, tampoco ha querido suprimir gastos superfluos como el millón de euros que cuesta al año la vigilancia de edificios públicos.

En esa línea continuará, prosigue la portavoz de UPyD, que teme que en su último año de mandato los populares vuelvan a licitar servicios públicos más baratos “pero no a costa de recortar los beneficios de las concesionarias, sino de perjudicar a los trabajadores. Es lo que ha pasado recientemente con Coyma, la empresa que gestiona las conserjerías de los colegios y en la que sus empleados cobran ahora casi la mitad”, recuerda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *