Martes, 17 enero, 2017

Un total de trece mujeres mueren por violencia machista en 2015 en Andalucía

El último crimen ha sido en Adra, en la provincia de Almería

Manifestacion-Contra-Violencia-Genero-2015-009-GetlyArce
Manifestación contra la violencia machista en Granada | Foto: Getly Arce
E.P.


image_print

La muerte este jueves de una mujer de 25 años de edad y origen  marroquí en Adra (Almería) a manos supuestamente de su pareja de hecho, un hombre de 62 años de edad y español eleva a trece el número de mujeres que han muerto por violencia de género en Andalucía este año 2015.

La Guardia Civil ha hallado en la mañana de este jueves el cuerpo sin vida de un hombre y de una mujer en un domicilio de la calle Dimas, ubicada cerca del cementerio municipal de Adra, ambos con heridas por arma de fuego. El hombre, español de 62 años, y la mujer, marroquí de 25 años de edad, tenían una hija en común de entre tres y cuatro años.

Según la investigación, el hombre habría acabado con la vida de su pareja de hecho con al menos un disparo y, posteriormente, se habría disparado a sí mismo. No existían denuncias previas por parte de la mujer por malos tratos, y tampoco había registros de que fuera usuaria de los recursos públicos existentes para las mujeres víctimas de violencia machista.

OTROS CASOS EN DICIEMBRE

Este mismo mes de diciembre una mujer de 36 años murió en Lebrija (Sevilla) a manos de su expareja sentimental, un hombre de 40 años de edad que fue detenido y que tenía en vigor una orden de alejamiento dictada por un juez el pasado 27 de noviembre.

También este mes otra mujer de 58 años fue asesinada en Baza (Granada) por su marido, quien posteriormente se suicidó. La mujer no había demandado ayuda jurídica del Centro Municipal de Información a la Mujer ni era usuaria del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y tampoco constaban denuncias previas contra su marido.

En la provincia de Sevilla, concretamente en la localidad de Marchena, otra mujer murió a  manos de su marido a mediados de noviembre. La víctima, que murió en el Hospital Virgen del Rocío de la capital andaluza tras ser operada de urgencia, fue presuntamente apuñalada por su pareja, quien resultó detenido poco después. En este caso tampoco constaban denuncias previas por violencia de género o malos tratos.

Tres días antes, otra mujer, de 45 años, había sido asesinada por su pareja, que le disparó con una escopeta de caza en la casa en la que vivían en la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor y después se suicidó.

La propia víctima avisó a los servicios de emergencia de que había sido disparada, al tiempo que un vecino se personó en el cuartel de la Guardia Civil diciendo que había escuchado disparos procedentes de la casa. En ese caso, tampoco existía denuncia previa por violencia de género o malos tratos ni la fallecida constaba como usuaria de los servicios del IAM.

ASESINATO Y SUICIDO

El 7 de noviembre, en Baena (Córdoba) otra mujer, de 28 años, fue asesinada en un cortijo por su pareja, de 51 años, que también se suicidó.

Aquel fue un fin de semana especialmente  dramático y hubo tres feminicidios en apenas tres días –además de la joven cordobesa fue  asesinada una mujer en Lliria (Valencia) y otra en Oviedo (Asturias)–.

El trágico balance de las víctimas mortales de violencia de género en Andalucía suma otra  mujer asesinada a finales de agosto en Noalejo (Jaén). Resultó inicialmente herida por arma blanca pero murió mientras era trasladada en helicóptero al Hospital Traumatológico de Granada. Su marido también fue encontrado muerto, por un disparo, en la misma casa.

Asimismo, el pasado 18 de agosto en la localidad granadina de Armilla otra mujer de 68 años murió después de que su marido le asestara sendos hachazos en pecho y cuello. La víctima nunca había presentado una denuncia por violencia de género.

La anterior muerte por violencia de género tuvo lugar el 15 de junio, en Mollina (Málaga). Una  mujer de 60 años murió a manos de un hombre de 58 años, también fallecido y con el que mantenía una relación.

Mientras que el 3 de junio murió una mujer de 50 años fue asesinada supuestamente a golpes por su marido de 52 años en una vivienda de la localidad de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

El pasado 3 de mayo una mujer de 47 años fue tiroteada por su marido en la pedanía Barranco de los Lobos del municipio de Sorbas (Almería), mientras que el 29 de marzo una mujer de 31 años murió en Alhaurín de la Torre presuntamente a manos de su compañero sentimental, de 49, que se quitó la vida tras los hechos.

El primer caso de muerte por violencia de género de este 2015 se registró en Ronda (Málaga) el 4 de febrero, cuando una mujer de 39 años y nacionalidad lituana que se encontraba en España de visita turística junto a su cónyuge y presunto agresor, de 52 años y también lituano, fue hallada muerta en un hotel situado frente a la estación de autobuses de la Ciudad del Tajo.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Nada cambiará hasta que aprueben una ley ejemplar para erradicar esta corriente de asesinatos. Cadena perpetua para el maltratador y destinos distantes para las víctimas, casas sociales para las mujeres y sus hijos.