Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

Un nuevo quirófano inteligente consigue una mayor precisión en la cirugía del astigmatismo

El quirófano inteligente, basado en un sistema integral guiado por imagen, permite colocar la lente intraocular con total exactitud.

E.P


image_print

El uso de quirófanos inteligente en la cirugía del astigmatismo en pacientes con cataratas repercute en el beneficio del paciente ya que se consigue una mayor precisión, según resultados presentados por la Clínica Rementería en el congreso FacoElche, que reúne en la ciudad alicantina a 800 oftalmólogos de España y otros países.

El quirófano inteligente, basado en un sistema integral guiado por imagen, permite colocar la lente intraocular con total exactitud. Esto se produce gracias a que, tras fotografiar el ojo en alta resolución, los aparatos involucrados en la operación -topógrafo corneal, microscopio y emisor de ultrasonidos- “se comunican entre sí para lograr el resultado más exacto con el mínimo margen de error”, señala el doctor Laureno Álvarez Rementería, director de la Clínica Rementería.

Los resultados obtenidos con este sistema demuestran “una mejora de la predictibilidad de los resultados, y rapidez del procedimiento”, asegura este experto, quien destaca que este nuevo quirófano permite “evitar el uso de viscoelásticos, con lo que se reduce la pérdida de células durante la cirugía, aumenta la seguridad para el paciente y permite una recuperación de la visión más rápida”. Además, “se evitan los aumentos de presión intraocular que ocurren a las pocas horas de la cirugía”, añade.

La mitad de la población con cataratas presenta astigmatismo por encima de una dioptría, según un estudio realizado en Italia y publicado en el ‘European Journal of Ophthalmology’. “Eso supone unos 200.000 españoles al año, que pueden beneficiarse del quirófano inteligente para quitarse las gafas de manera definitiva”, señala el doctor Álvarez-Rementería.

EL LÁSER DE FEMTOSEGUNDOS

El experto recuerda que la operación de cataratas es la más frecuente en oftalmología, ya que las cataratas son consecuencia del envejecimiento del ojo y la opacidad progresiva del cristalino.

El láser de femtosegundos es un procedimiento que lleva utilizándose en los dos últimos años en España y que consiste en escanear el cristalino en su superficie y en su interior y en crear burbujas de aire que separan las moléculas del cristalino sin cortar ni quemar ningún tejido a través de ondas infrarrojas, y en millonésimas de segundo.

De este modo, no se daña ninguna célula adyacente. Diversas investigaciones han comprobado que permite mayor seguridad y eficacia que la cirugía tradicional con facoemulsificación por ultrasonidos, empleada desde hace 40 años.

“El láser de femtosegundos permite automatizar el proceso con respecto a la facoemulsificación por ultrasonidos, en la que el éxito de la intervención depende de la pericia del cirujano”, afirma el director de la Clínica Rementería.

La aplicación del quirófano inteligente “permite ir un paso más y que la colocación de la lente intraocular sea también automática y se coloque en el sitio preciso, de modo que se evitan reintervenciones”, destaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *