Lunes, 17 de Diciembre de 2018

            

Un detenido por matar a un joven por drogas en Alicante en 2017 y dos personas más por encubrirlo

El cuerpo del fallecido, de 31 años, fue descubierto por sus familiares en Alicante tras viajar desde Granada

Imagen de archivo de la Guardia Civil | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Guardia Civil ha detenido a un hombre como presunto responsable del homicidio de un joven que tuvo lugar en marzo del año pasado, en la localidad alicantina de Polop de la Marina, en relación con el tráfico de drogas. Otras cuatro personas han sido arrestadas por comerciar con estupefacientes y dos de ellas por presuntamente encubrir el homicidio, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

El cuerpo del fallecido, de 31 años, fue descubierto por sus familiares en Alicante tras viajar desde Granada porque no sabían nada de él desde hacía días. Diez meses después, los agentes han descubierto al presunto autor del homicidio, que se encontraba en prisión cumpliendo una condena por delitos anteriores.

Los hechos comenzaron el 9 de marzo del año pasado con el homicidio del joven en una vivienda de Polop de la Marina. De la investigación se hizo cargo la Policía Judicial de la Guardia Civil de Altea (Alicante), en colaboración con la Sección de Homicidios y Desaparecidos de la Comandancia de Alicante.

El muerto se encontraba en el interior de su domicilio y presentaba un gran corte en la garganta. Desde el primer momento, la investigación tomó como posible causa un ajuste de cuentas por tráfico de drogas, por lo que los guardias civiles sospechaban que había sido alguien de su entorno.

Meses después, la Guardia Civil identificó y localizó a finales de noviembre al presunto autor del homicidio doloso, un español de 30 años que se encontraba en prisión cumpliendo una condena por delitos anteriores.

De la investigación también se desprendió que el domicilio de la víctima presentaba evidencias de haber sido alterado, por lo que los agentes continuaron con las pesquisas. Otros dos españoles, de 20 y 40 años y vecinos de Galera y Huéscar (Granada), se habían desplazado a la vivienda de la víctima y fueron los primeros en hallar el cuerpo.

Tras inspeccionar la casa en busca de la existencia de indicios de drogas que pudiesen incriminarles, los dos hombres se marcharon de nuevo a Granada y regresaron en un segundo viaje con dos familiares del fallecido. Fue en esta ocasión cuando dieron aviso a las autoridades, por lo que finalmente han sido arrestados por un presunto delito de encubrimiento.

Al tener conocimiento de ello, la Guardia Civil registró hace unas semanas sus domicilios en Andalucía y halló en el interior cocaína y marihuana. Tanto ellos dos como los familiares –una mujer de 55 años y un hombre de 40, ambos españoles– fueron arrestados por un presunto delito de tráfico de drogas.

BANDA ORGANIZADA QUE SE TRASLADÓ A ANDALUCÍA

Al parecer, los cuatro detenidos y el fallecido eran los cinco integrantes de una asociación organizada que se dedicaba al tráfico de drogas en la comarca de la Marina Baixa, trasladando posteriormente su zona de actuación a Granada.

En los registros, los agentes ha intervenido cocaína, marihuana, sustancias de corte, teléfonos móviles, hasta 6.000 euros en metálico, una escopeta sin documentación y anotaciones que son analizadas.

Los cuatro arrestados ya han pasado a disposición judicial y han quedado en libertad con cargos, a la espera de juicio. El Juzgado de Instrucción número 2 de la Vila Joiosa (Alicante) levantó el secreto del sumario el pasado miércoles, 17 de enero.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.