Martes, 24 enero, 2017

Susana Díaz: “lo que ha sucedido es fruto de un giro radical de IU”

La presidenta de la Junta de Andalucía confirma el adelanto de las elecciones autonómicas al 22 de marzo y culpa íntegramente a su socio de gobierno de IU de la "inestabilidad" del gobierno andaluz

Díaz durante una intervención ante la prensa | Foto: Archivo


image_print

Al filo de las tres de la tarde la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, hacía oficial el secreto a voces que durante toda última semana ha venido caldeando el ambiente político en la comunidad: da por roto el pacto de gobierno con sus socios de IU y convoca elecciones anticipadas para el 22 de marzo. Según ha explicado la presidenta, la decisión viene tomada por un “giro radical de IU” en su política nacional a raíz del futuro cambio en la dirección del partido y de un posible proceso de unión con Podemos. En concreto, Díaz se ha remontado al pasado otoño, cuando desde IU se barajó la opción de consultar a sus militantes sobre la continuidad de su partido dentro del gobierno socialista. Este supuesto referendum, que desde la secretaría general de IU se ha venido negando, ha sido esgrimido por la presidenta como el principal motivo por el que el pacto de gobierno carece de solidez y se hacen necesarias, por tanto, unas elecciones anticipadas.

La decisión, que anoche le trasladaba la presidenta al líder de IU, Antonio Maíllo, conlleva también el cese de sus funciones de todos los consejeros y delegados de IU en Andalucía, una notificación que les llegará esta tarde a Rafael Rodríguez -Turismo y Comercio, Elena Cortés – Fomento y vivienda- y el vicepresidente Diego Valderas . Ante este cambio de gobierno, Díaz no ha querido adelantar quiénes serán los nuevos nombres que pasarán a formar parte del gobierno andaluz.

“NO ES UN MALENTENDIDO”

“Esta semana IU no ha aclarado si la continuad del gobierno estaba garantizada y sin garantía no hay estabilidad. No estaba dispuesta a gobernar a ese precio”. El precio al que ha hecho mención Susana Díaz era el de gobernar “bajo la amenaza de 3 ó 4 mil militantes de un partido”. Así, la ya candidata del PSOE a revalidar puesto al frente de la Junta, ha asegurado que lo ocurrido “no es un equivoco ni un mal entendido sino fruto de un giro radical de IU el pasado otoño”. En una intervención crítica con ciertas decisiones de su socio de gobierno, Díaz ha afirmado que “Andalucía se había convertido en un obstáculo para IU”, llegando a insinuar que la convergencia de esta formación con Podemos podría estar detrás de ese mencionado “giro radical”. 

Precisamente sobre la formación que lidera Pablo Iglesias ha sido cuestionada la presidenta de la Junta, quien asegura que “a la voz de la gente nunca hay que temerle”, en relación a sus expectativas ante unos comicios a los que acudirá por primera vez Podemos. “El gobierno que salga será el que quieran los andaluces. Estoy convencida de que el pueblo tiene madurez y sabe lo que quiere para su tierra”.

Susana Díaz se ha mostrado confiada en conseguir un gobierno “sólido y fuerte” o, lo que es lo mismo, en alcanzar una mayoría absoluta que le permitiría gobernar en solitario ante formaciones como el Partido Popular, “que es el grupo mayoritario en el parlamento y en este tiempo no ha dado muestras de saber qué quiere”. En referencia directa a Manuel Moreno, Díaz ha asegurado que “estamos ante un partido sin liderazgo, ni solidez, ni ideas claras”. Para apoyar su tesis, la presidenta ha asegurado que en el PP “un día se exigían elecciones anticipadas y al día siguiente se criticaba la austeridad y al otro se criticaba que aquí no se hacían recortes”.

BALANCE DE SU GOBIERNO

Díaz se ha mostrado satisfecha de no haber llevado a cabo esos recortes y de haber “blindado las políticas sociales” durante su gobierno, en lo que ha sido también una defensa de las iniciativas y proyectos ejecutados durante la legislatura, también gracias a IU, como ha reconocido la presidenta, que no ha querido dejar pasar la oportunidad de agradecer a su vicepresidente, Diego Valderas, el trabajo realizado tanto por él como por sus consejeros: “han permitido hacer posible otro tipo de políticas”.

Para la presidenta andaluza, el hecho de que de las 28 leyes compartidas por su partido y por IU hayan salido adelante seis -según ha corregido a un periodista, quien había indicado que eran dos-, no es motivo para calificar de fracaso su gobierno, un ejecutivo que, según Díaz, ha pasado por dos etapas bien diferenciadas: en la primera, la presienta asegura que ambas fuerzas estaban convencidas de que eran “la esperanza” para miles de ciudadanos. En ese primer periodo, Díaz afirma que se tomaron decisiones importantes que han venido a demostrar que otra política alternativa era posible; en el segundo periodo de la legislatura, no obstante, la presidenta asegura que “ha habido una variación en la estrategia de IU”, un partido que en esta última etapa no se ha sentido orgulloso de formar parte del gobierno andaluz. 

FUTURO 

En cuanto a su futuro como una de las mujeres fuertes del PSOE a nivel nacional, Díaz se ha vuelto a mostrar categórica: “mi pasión es Andalucía”. La presidenta ha descartado así las voces que la sitúan en la carrera de salida de unas primarias para elegir candidato socialista a la presidencia del gobierno de España.

En una intervención de alrededor de un cuarto de hora, Díaz ha querido terminar transmitiendo un mensaje de confianza en el que ha asegurado: “tengo el cariño de la calle y espero tener también el de las urnas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *