Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Romeva: Catalunya no tiene aliados en la UE pero podría ingresar

Insta al Gobierno a concretar el "mucho dinero" invertido en desactivar el proceso



image_print

El exeurodiputado de ICV Raül Romeva ha admitido que Catalunya no tiene Estados aliados en la UE en su voluntad de independizarse.

Considera que no tiene estas alianzas con países europeos, al margen de que puedan simpatizar o no con el ‘derecho a decidir’, pero ve posible que Europa haga una ampliación interna si los catalanes deciden separarse del resto de España.

“Aliados de Catalunya no hay porque, obviamente, es un problema. Puede que el día que esto se concrete sí haya, pero de momento no hay: ni Estados ni instituciones”, ha sentenciado en una entrevista de Europa Press con motivo de la publicación de su libro ‘Som una nació europea (i una carpeta incòmoda)’, editado por Rosa dels Vents.

Según él, los aliados responden muchas veces a los intereses particulares de los Estados, y “Catalunya es un problema en estos momentos, y estar a su favor implica estar en contra del Estado. Aliados, pocos, por no decir ninguno”.

Sin embargo, se ha mostrado firme en que los catalanes deben votar el 9 de noviembre, y ha dejado claro que hasta ahora no ha escuchado que ninguna institución europea apoye públicamente la postura española de no dejar que los ciudadanos puedan decidir su futuro.

“No he escuchado a nadie que diga: ‘Muy bien por España, que no deja votar a Catalunya’. Es más, lo que he escuchado y leído es lo contrario; hasta en el Financial Times”, dice, y considera que en la UE se preguntan qué ha hecho el Gobierno de Mariano Rajoy para convertir en un problema lo que no lo era años atrás.

Si una mayoría de catalanes apostaran por la independencia, Romeva está convencido de que la UE encontraría una solución para incorporar un Estado catalán, y discrepa de quienes auguran que, si Catalunya se independiza, quedará fuera de ‘los 28’.

Así, ha incidido en que Europa se adaptará a la nueva realidad y encontrará mecanismos que permitan avanzar en el nuevo escenario que se dibuje, como ocurrió en el caso de Kosovo, aunque lo diferencia del catalán: “Si algo he visto y aprendido es que lo que era imposible, mañana, las circunstancias pueden hacer que sea posible. Lo he visto en muchos casos”.

También ha arremetido contra los esfuerzos que ha llevado a cabo el Gobierno central y su cuerpo diplomático para impedir o frenar el proceso soberanista.

Por eso, ha instado al Estado a desvelar el “mucho dinero” que ha gastado para intentar desactivarlo teniendo en cuenta, según él, la rapidez con la que respondían cada declaración de cancillerías o gobiernos a favor de que Catalunya pueda votar el 9 de noviembre.

SUSPENSIÓN DE LA AUTONOMÍA

En el supuesto de una Catalunya independiente, Romeva ve “posible” que, de la misma manera que la UE se puede ampliar externamente con la adhesión de nuevos miembros, lo pueda hacer también a partir de una ampliación interna.

Sin embargo, ha avisado de que la respuesta europea dependerá de los pasos que den el Estado y los catalanes, porque habrá cada vez más tensión y se intentará crear “un escenario de confrontación”, ante lo cual habrá que mantener la serenidad y actuar desde la razón.

Al preguntársele si en este escenario de confrontación contempla que el Gobierno promueva una suspensión de la autonomía catalana, lo ve posible, no probable, pero descarta que el proceso soberanista pueda derivar en un conflicto en la calle, porque “no se trata de cuatro locos, encapuchados o terroristas; es una mayoría de gente que, democráticamente, pide votar”.

“Todos somos conscientes de que, por esta falta de aliados internacionalmente, cualquier cosa que no sea esto es un error y contraproducente”, ha añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *