Martes, 17 Octubre, 2017

            

Narcolepsia: cuando el sueño es un problema

Los primeros síntomas de la enfermedad aparecen entre los 15 y los 25 años

Foto: Archivo
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Te has acostado tarde. El despertador ha sonado antes de que te diese tiempo a descansar placenteramente. Tu día ya estará marcado por esa sensación de somnolencia que te imposibilita centrarte en tu actividad. Si ese día ya se presenta perdido para ti, imagínate lo que supondría tener esa sensación cada día de tu vida. Se trata de una realidad que les sucede a las personas que sufren narcolepsia.

Esta enfermedad que suele aparecer entre los 15 y los 25 años se caracteriza por la inusual facilidad de las personas que lo sufren de pasar directamente de la vigilia a una fase de sueño REM.

Además, la narcolepsia está acompañada casi siempre de ataplejía -pérdida repentina del tono musical provocado, en la mayoría de ocasiones, por emociones-, alucinaciones hipnagógicas -al
dormirse-, hipopómpicas -al despertarse-, parálisis del sueño nocturno o interrupción frecuente del sueño durante la noche.

En este momento, te asaltará la pregunta: ¿cómo se origina esta enfermedad? Pues, tal y como afirma el neurofisiólogo clínico Antonio Maldonado, aún no se conoce su causa. Lo que sí se ha descubierto es que en la narcolepsia se produce una pérdida de las neuronas del hipotálamo, que es una región de nuestro cerebro primordial para regular el sueño.

“Los episodios de sueño durante el día es el síntoma más incapacitante de la enfermedad y suele ser el primero en aparecer. El diagnóstico no se lleva a cabo hasta varios años después del inicio de los síntomas”, recalca al respecto Maldonado. Se debe reseñar que el diagnóstico cada vez es más precoz gracias al mayor conocimiento del problema.

Según las palabras del neurofisiólogo clínico, la narcolepsia afecta entre al 0,02 y el 0,18% de la población, aunque Antonio Maldonado sospecha que la enfermedad puede estar infradiagnosticada, sobre todo en los casos más leves o cuando se asocie a otros trastornos de sueño.

Los expertos diagnostican esta enfermedad basándose en las manifestaciones clínicas y apoyándose en pruebas diagnósticas como un estudio de sueño o la prueba que se denomina ‘Test de latentes Múltiples’. “Hay que tener en cuenta que la narcolepsia no es el único trastorno que provoca somnolencia, así que habrá que valorar que la hipersomnia no se encuentre relacionada con otro trastorno de sueño, medicación o desorden neurológico que induzca este desorden”, comenta Antonio Maldonado.

Otra de las complicaciones de esta enfermedad es que aún no está disponible el tratamiento definitivo, pues se centraría en la administración de la hipocritona que falta al organismo. A pesar de ello, existen medicamento para tratar sus síntomas de forma eficaz que consiguen paliar los síntomas.

Según explica Maldonado, estas personas no podrán llevar una vida “normal” si no encuentran un tratamiento eficaz. Si lo encuentran, pueden llevar una vida “prácticamente” corriente pero siempre siendo conscientes de la enfermedad que padecen y las restricciones que tendrán en su día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *