Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Mucho rock granadino en la primera noche del Festival del Zaidín | Galería

Kronnen, Zutaten, Doblas, Rock & Roll Star y Lagartija Nick congregaron a miles de personas en este primer asalto del Zaidín Rock

Antonio Arias de Lagartija Nick | Foto: Javier Martín Ruiz
Ángela Gómez


image_print

Las bandas granadinas fueron las protagonistas en la primera noche del festival de rock gratuito más antiguo de España. El Zaidín Rock congreso a más de 3.000 personas en su primera noche. Una cita musical, con nombre propio que, año tras año, consigue más adeptos, y eso se notó ya ayer en el primer día de conciertos. La música comenzó a sonar pasadas las nueve de la noch , y el Zaidín no dejó de saltar, de cantar y de bailar hasta pasadas las 3 de la madrugada.

La primera banda que se subió al escenario fue Kronnen. Estos granadinos, cuya música combina ritmos contundentes con sonidos melódicos y estribillos pegadizos, pusieron toda la carne en el asador y ofrecieron un repertorio de temas de toda su discografía, con especial atención a las canciones de su último disco, ‘La Trayectoria del Impactos’. No faltaron los temas ‘Hacia el Este del Edén, Los Visitantes o La barrera, entre otros.

Se despidieron entre aplausos para dar paso a otra banda granadina, Zutaten. Miguel Ángel, Carlos Víctor, Jorge Carmelo y Manuel Claudio ofrecieron durante una hora lo mejor de su trayectoria musical, caracterizada por letras ácidas. Sonaron sus nuevos temas como ‘Vuelta a la Pangea’ y ‘Maldito electroshock’,

Ya pasadas las once de la noche, y con más afluencia de público, salió Doblas, grupo encabezado por el pionero del punk granadino y nacional Ángel Doblas, exintegrante de TNT y 091. Vitales en el escenario, la formación compuesta por Ángel Doblas, Joaquín Vílchez (batería), Manolo Castillo (teclado), Fran Salas (bajo) y Lolo Ávila (segunda guitarra) amenizaron la noche con canciones de su último disco, ‘Maldita flor’.

BUEN AMBIENTE

En el Zaidín Rock anoche hubo de todo. Personas que se dejaban la garganta, cantando letra a letra cada canción y saltando sin parar, y otros que siguieron los conciertos algo más relajados. Pero todo el mundo coincidía en una cosa: que más allá del cartel, de los grupos, si ‘engancha’ este festival es por el ambiente.

Eso lo saben Francisco Javier y Carlos, dos jóvenes que frecuentan este evento año tras año (y ya van seis). Asistieron para ver a Lagartija Nick, “pero el sábado volveremos”, asegura uno de ellos.

A Belén y Feras, una pareja que acudió anoche también, “lo mejor que ofrece el Zaidín Rock es el ambiente, la música en directo, que es gratuito y que hay variedad de estilos”, aseguran a Granada Digital.

Otra pareja, José Manuel y Zoraida, llevan asistiendo al festival más de 20 años. “Es un sitio para reencontrarte con amigos”, comentan.

Con un sombrero, “el de los festivales”, Miguel nos comenta que él no ha faltado a ninguna edición.  “Yo fue compañero de Isidro Olgoso, y este festival me une mucho a él”, comenta este granadino de La Chana que asistió para ver, especialmente, a Lagartija Nick y a Doblas.

VETERANOS DEL ROCK

Pocas personas dejaron los pies quietos en el suelo cuando aparecieron en el escenario tres grandes de la música española: Manuel España (La Guardia), Javier Ojeda (Danza Invisible) y Carlos Segarra (Los Rebeldes). Juntos repasaron lo mejor de sus carreras, recordaron temas e hicieron bailar a los más nostálgicos. Ojeda fue el primero en subirse al escenario, y no faltó sus “labios de fresa”. ‘Mediterráneo’ sonó con fuerza en boca de Carlos Segarra, y Manuel España cerró el triple concierto con temas como ‘Mil calles llevan hacia ti’, ‘Donde nace el río’ y ‘El mundo tras el cristal’.

El trío Rock & Roll Star no defraudó al numeroso público que disfrutaron de estos tres nombres propios de la música española de las últimas décadas

A las dos menos diez de la madrugada llegó el plato fuerte. Lagartija Nick cerró la noche. La banda granadina Lagartija Nick, que atesora doce discos desde que se adentraron en el panorama musical, allá por 1991, hizo vibrar al recinto desde la primera canción, ‘Tan raro, tan extraño y tan difícil’.

Juan Codorniú (guitarra), Mar Pareja (guitarra), Eric Jiménez (batería) y Antonio Arias (bajo y voz) pusieron la guinda a una noche que recordó y homenajeó Isidro Olgoso, alma del festival y del barrio,y a Jesús Arias, una estrella musical que sigue brillando en el cielo de la noche del Zaidín.

Pincha sobre la imagen para ver la galería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *