Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

Miguel Campello: barra libre de ‘Agua, Pan, Amor y Vino’ en Granada | Vídeo

El artista dio un concierto espectacular de más de dos horas, sin pausas ni maquillajes, mostrando lo más puro del ‘Directo’ a una Copera entregada

Miguel Campello, durante su concierto en Granada | Foto: Ángela Gómez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

No te esperas que lo primero que te diga Miguel Campello sea que suele estar nervioso antes de los conciertos. Aunque en realidad es lo más lógico y humano del mundo. Los nervios aparecen cuando lo que haces, lo sientes de verdad. Lo vives a mil por hora. Y el objetivo se convierte en que los demás, el público, lo perciba de tal forma. Miguel Campello no estuvo de paso en Granada. No solo fue a cantar sus letras. Miguel se subió al escenario para que el público presente en la Industrial Copera se quedara para siempre con esas canciones, las hiciera suyas. Y así fue.

Campello regaló en la noche del sábado 25 de marzo un concierto para el recuerdo de todos los presentes. Fue un derroche de fuerza, garra y dominio absoluto del espacio. Coincidiendo con la conexión del artista y el público, Miguel decretó barra libre de su gran secreto: ‘Agua, Pan, Amor y Vino’. Los nervios debían de haber desaparecido porque logró que la Copera se entregara sin miramientos.

Campello dio la bienvenida a Granada con ‘Igual’, y comenzó a sonar su bombo, que no paró en toda la noche. Eran las 21:50 aproximadamente, y Miguel Campello no dejaría de cantar hasta bien pasadas las 00:00 horas. Más de dos horas de concierto sin pausas ni maquillajes de perfección, con la naturalidad por delante. Lo más puro del ‘Directo’.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

El artista siguió con ‘Lo Tuyo y Lo Mío’, ‘Radio Chatarrera’, ‘Poeta de la Furgoneta’ y ‘Sueña’, de su nuevo trabajo. Intercalando casi sin respirar con otros temas de antiguos discos como ‘Aire’, o de la época de Elbicho como ‘Parque Triana’, con el que se vivió uno de los momentos más especiales de la noche.

Siguió ‘Ganas de Vivir’, y se sentó por primera vez en la actuación obedeciendo a su tema ‘Siéntate’. Continuó con ‘Macetero’ y dos temas del disco ‘Camina’, ‘La Danza del Fuego’ y ‘Como pa’ Olvidarnos’. Aquí llegó otro de los momentos más destacados de la actuación, el tema de ‘Agua, Pan, Amor y Vino’.

Tras él, sonaron ‘Danza el Aire’, con el público haciendo de Chambao, ‘Y Empieza a Pensar en Ti’. Campello cogía aire, si lo hacía, entre piruetas que regalaba al público, que ya aclamaba y ovacionaba todo. Estaba entregado a la pócima secreta de Miguel.

Llegaron más temas, siempre mezclando todo el amplio repertorio que maneja el de Elche. Miguel no paraba. ‘Pa’Empezar’, ‘Zapatillas’, un amago de ‘Dame Veneno’, ‘De Los Malos’, ‘Todo Me Da Igual’, ’Cosmonauta’, ‘Cambiaremos’, ‘La Bien Pagá’. Miguel regaló una exhibición de la más música más viva. Lo dejó todo por Granada. “Si queréis más, gritad Graná”, decía cuando el concierto estaba llegando a su fin. No quería dejarse nada en el tintero.

Quedaba muy poco para decir adiós, y lo iba a hacer cantando por ‘Locura’, por mentiras, verdades, heridas y puñales que intercambiaba con el público congregado en la Copera, que se marchó de allí con una sonrisa y alas para soñar repletas de ‘Agua, Pan, Amor y Vino’. Lo más esencial de la vida, el regalo de Miguel Campello.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *