Martes, 17 enero, 2017

Más de 300 personas protestan en Maracena contra la reforma de la Administración Local

La corporación, sindicatos y ciudadanos se concentran en la puerta del consistorio como medida de rechazo ante las consecuencias de la Ley

Noel López junto a trabajadores y ciudadanos en la concrentración de Maracena
Gabinete


image_print

La Ley para la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local que tramita el Gobierno Central y se debate hoy en el Congreso no pasa inadvertida en los municipios. El de Maracena ha concentrado a las puertas de su Consistorio a más de 300 personas para mostrar su rechazo ante las consecuencias que acarreará su aplicación.

El equipo de Gobierno con Noel López, alcalde de la localidad, ha hecho público su rechazo a las “graves consecuencias que el anteproyecto supondrá para la localidad”, según explica el regidor que ha estado junto a las secciones sindicales del Ayuntamiento en el impulso de esta iniciativa.

A las 12.00 y durante una hora, trabajadores municipales de las distintas áreas han dejado sus puestos de trabajo y se han congregado en la puerta consistorial para repartir dípticos informativos a la ciudadanía bajo una gran pancarta en la que rezaba “El Ayuntamiento de Maracena contra la Reforma Local del Gobierno central. En defensa de los servicios públicos, paremos la reforma”. A los 150 trabajadores, se han ido sumando ciudadanos y ciudadanas implicados en el rechazo, muchos mayores, usuarios de ayuda a domicilio, jóvenes, miembros de asociaciones, etc… que han aplaudido tras la lectura del manifiesto leído por la Concejala de Presidencia, Berta Linares.

Para Noel López, alcalde de Maracena, “esta eliminación de competencias para los ayuntamientos supondrá la mercantilización de los servicios, su deterioro y encarecimiento así como una importante pérdida de los mismos para la ciudadanía”.

La aplicación de la reforma en Maracena, un municipio de más de 20.000 habitantes, supondrá eliminación de competencias en fomento del empleo, educación, Igualdad, Salud, protección del Medio Ambiente, prestación de Servicios Sociales, Juventud, cultura, movilidad etc. quedándose limitadas al cuidado de jardines, cementerio, mejora de calles, etc.

Así, los programas educativos en marcha, el Centro Municipal de Información a la Mujer, la Escuela Municipal de Música, la Escuela Infantil Municipal, las mejoras de los centros educativos, su mantenimiento, limpieza etc., los programas de Salud y de Juventud, el bus urbano, los servicios sociales, etc… peligran con la aplicación de esta reforma, prevista para el 1 de enero de 2014, al convertirse en competencias impropias.

“La reforma nos roba la gestión directa de nuestros servicios y degrada la autonomía local al deslegitimar la representación democrática en un gesto que devuelve a los municipios a la etapa preconstitucional”, manifiesta el primer edil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *