Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

Reciclar en Navidad tiene premio

La concejalía de Medio Ambiente , Salud y Mantenimiento del Ayuntamiento de Granda, en colaboración con Inagra, han promovido la realización de talleres de reciclaje para la elaboración de originales adornos que se puedan colgar en los árboles de Navidad.

Gabinete / Foto: Fermín R.F


image_print

Así, latas de refrescos, rollos de cartón, bricks, papeles de periódico o revistas, cuerdas, vasos de plástico o cajas de cartón, son elementos imprescindibles y reutilizables para la fabricación de estos originales objetos que servirán de adornos para el pino hogareño de la Navidad, dijo el concejal de Medio Ambiente, Salud y Mantenimiento del Ayuntamiento de Granada, Juan Antonio Mérida.

El edil explicó ante los medios de comunicación que el objetivo de esta actividad, que se ha desarrollado ya este fin de semana y se prolongará hasta el mismo día 24 de diciembre, es “fomentar entre los más pequeños un cambio de hábitos en cuanto a la corresponsabilidad en la gestión de las basuras. A través de esta actividad ocio-educativa fomentamos la reutilización de objetos de modo que cambiemos su destino, evitando que acaben en el cubo de la basura y a cambio, terminando en el árbol de Navidad.

El Taller de adornos de reciclaje navideño, ubicado en la Plaza Bib-Rambla, está diseña con un gran árbol de alambre y papel que se adorna con grandes bolas de papel, pinos, estrellas y corazones hecho con CD, ángeles papel y reyes magos de cartón.

Un paje real recoge las cartas de los niños que se acerque a la plaza Bib-Rambla e invitan a los pequeños a llevarse algún adorno realizado por ellos mismos, a su propia casa.

Acompañando a los adornos navideños, los niños también podrán fabricar instrumentos musicales navideños, sacando el folclore del cubo de la basura: cascabeles de lata, maracas del plástico del yogour o boliches de cuerda…son algunos de los instrumentos que se elaboran para disfrutar esta Navidad de manera diferente”, añadió el concejal Juan Antonio Mérida.

Los talleres de adornos, que se han realizado durante cuatro días, surgen con la idea de provocar una reflexión sobre el consumo racional en la Navidad, al tiempo que fomentamos la clasificación adecuada de los residuos en nuestros domicilios, potenciamos las actividades de ocio compartido y promovemos el uso de materiales de desecho como parte del juego y la diversión de los niños. En definitiva aplicamos la creatividad a las basuras., concluyó.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *