Sábado, 25 Marzo, 2017

Los sindicatos granadinos no se creen la recuperación

Tanto CCOO como UGT denuncia la alta temporalidad de los trabajos que se crean en Granada y el alto número de parados que se encuentran sin percibir ningún tipo de ayuda económica.

sindicatos|granadinos
Interior de una oficina de empleo | Foto: Carlos Gil


image_print

El Ministerio de Empleo hacía ayer públicos los datos del paro registrado en la provincia de Granada en enero. Como marca la tendencia, el inicio de año no fue bueno para el mercado laboral de la provincia, que volvió a sumar desempleados con un incremento del 2,53 por ciento con respecto al mes anterior. Así, el total de parados granadinos asciende a 101.383, una cifra que no tardaron en utilizar ayer los sindicatos de la provincia para poner de relieve no sólo la difícil salida laboral en la provincia, sino el “empeoramiento brutal de la calidad del [trabajo] existente”. Así lo indicaba Manuela Martínez, secretaria general de UGT en Granada, quien aseguró que “el número de parados en nuestra provincia indica que estamos ante una salida en falso de la crisis”.

Para UGT, el desempleo ha venido acompañado también de un empeoramiento de las condiciones laborales “para aquellos que no han perdido el empleo se ha impuesto una mayor flexibilidad al trabajador, facilitada por la reforma laboral, con remuneraciones inferiores y con peores condiciones laborales”, aseguro Martínez. Entre estas nuevas formas de precariedad que denuncia el sindicato se encuentra el tiempo parcial involuntario o las horas extra no remuneradas.


El paro registrado recoge como ‘trabajador’ a quien ha sido contratado por al menos una hora a lo largo de un mes, por lo que los contratos temporales o por servicio y obra también contabilizan como trabajos creados o restan ciudadanos en situación de desempleo de las estadísticas.


Por su parte CCOO considera “inaceptable” que 93.509 personas en la provincia no perciban ninguna prestación, más del 59% de las personas en desempleo. Así, a través de un comunicado, el sindicato asegura que las familias granadinas “no pueden seguir estando en esta situación de exclusión social”, y recuerdan que han comenzado una campaña de recogida de firmas para sacar adelante la Iniciativa Legislativa Popular que ya recogió este medio, en defensa de la Renta Básica.

CCOO recuerda que “la ayuda económica a las personas desempleadas sin ingresos y con cargas familiares es un primer paso, pero también es necesario apostar por una renta mínima garantizada como derecho para combatir los problemas de pobreza creciente y exclusión social. Una ambiciosa reforma fiscal, diferente a la diseñada por el Gobierno, debe dotar de recursos suficientes para estas políticas, gravando en mayor medida y con carácter progresivo las rentas del capital e introduciendo mejoras que alcancen a la mayoría de la población, como el IVA social defendido desde CCOO que rebaje el IVA de los bienes y servicios esenciales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *