Domingo, 26 Marzo, 2017

Los microbuses de Granada, nueva asignatura para el Ayuntamiento

El consistorio granadino tendrá que negociar con Transportes Rober la unificación de las líneas C1, C2 ,C3 ,C4 , C5 y SN1 para mejorar el servicio y las condiciones de sus trabajadores

La línea C2 atravesando la Carrera del Darro, dirección Paseo de los Tristes | Autor: Ángela Gómez
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print
  •  Granada Digital se sube a uno de estos microbuses para conocer la opinión de los usuarios

El 27 de noviembre, en el pleno municipal, la oposición en bloque, a través de una moción, obligó al equipo de Gobierno local a reconsiderar algo que, después de la implantación de la LAC, supone otro “menosprecio para los granadinos”. Algo así dieron a entender los grupos políticos de la oposición cuando, una semana antes del citado pleno, informaron a los medios sobre la moción que iban a presentar.

De esta forma, PSOE, Vamos Granada e Izquierda Unida en el Ayuntamiento proponían al Gobierno de Torres Hurtado la unificación de las líneas de autobús que gestiona Alhambra Bus y Herederos Gómez, para que queden bajo el paraguas de la empresa Rober, y no a través de estas subcontratas. Y, también, la subrogación de sus trabajadores.

Autobus-Rober-interior-Granada-005-GetlyArce

Un hombre mayor accede a uno estos microbuses | Autor: Getly Arce

Las líneas a las que se refieren son C1, C2, C3, C4, C5, C6, prestado el servicio por la mercantil Alhambra Bus (las de los microbuses); y también en el pack de esta ‘adopción’ por parte de Rober, entraría la línea SN1, que une de punta a punta la ciudad (Cenes de la Vega-Estación de Autobuses). Ésta pertenece a Herededos Gómez.

El motivo de esta moción, con el voto favorable de los 16 concejales (se sumó C’s Granada en la votación), reside en que, según los precursores de esta propuesta, el servicio no se presta en igualdad de condiciones. Hay menos calidad  y los trabajadores de estas líneas no tienen los mismos derechos laborales que el resto. Algo que está provocando “la desigualdad entre los granadinos, ya que el servicio que se ofrece no es el mismo que en el resto de líneas”, apuntaba el portavoz del PSOE, Francisco Cuenca, aquel día en el consistorio granadino.

Todos los concejales del PP votaron en contra de esta moción pero su negativa no quitará que tengan que unificar las líneas finalmente, pues se aprobó con 16 votos a favor, algo que aporta esperanza a quiénes llevan ya tiempo luchando “por ser iguales”.

 “QUEREMOS SER ROBER”

“Ha sido una buena noticia porque es lo que estábamos esperando desde que empezamos a trabajar con Alhambra Bus. Nuestro objetivo siempre ha sido ser ROBER”, comenta a Granada Digital, Miguel Ángel Valenzuela, delegado personal de Alhambra Bus de CCOO, quien recalca que no se cumplen los mismos derechos laborales en una empresa y en otra. Por señalar quizás el más prioritario, el salario, que “son unos 10.000 euros anuales menos los que ganamos nosotros”.

Alhambra Bus cuenta con una plantilla de 27 trabajadores que llega a 40 contando a trabajadores eventuales, destinados a cubrir bajas laborales, vacaciones o que trabajan durante los fines de semana.

Respecto a la antigüedad de los vehículos de Alhambra Bus, que también se pusieron sobre la mesa a la hora de hablar de la “calidad del servicio”, Miguel Ángel Valenzuela nos informa que solo dos de los 20 vehículos de esta empresa incumplen la normativa, fijada en una antigüedad máxima de nueve años. Estos dos tienen 16 años.

Además, “tenemos cinco vehículos que son inaccesibles por su altura, un desastre de vehículos”, añade el delegado sindical, “porque fallan las puertas, los timbres,…”. El aire acondicionado para los calurosos veranos y la calefacción en los frios inviernos son otros de los hándicap que presentan estos vehículos “por las averías contínuas”. “Llevamos tanto tiempo así que ya lo vemos hasta normal”, nos comenta Miguel Ángel, riéndose con resignación.

Autobus-Rober-exterior-Granada-004-GetlyArce

La línea C3 llegando a una de sus paradas en el bosque de la Alhambra | Autor: Getly Arce

 

LA OPINIÓN DE LOS USUARIOS

Y de la percepción de los partidos políticos, pasamos al de la ciudadana que, al fin y al cabo, es la que todos los días comprueban “la calidad del servicio”.

Esperamos en una de las paradas de estas líneas en el bosque de la Alhambra, muy cerca del Hotel Alhambra Palace y el Auditorio Manuel de Falla. De lejos aparece la línea C3. La sensación que da cuando lo ves llegar es que se va a ‘descuajeringar’ en cualquier momento. Nos abre y nos saluda amablemente el conductor. Viene de vuelta de dejar a los pasajeros en la zona de taquilla del monumento nazarí.

En el interior viaja Antonia, trabajadora de la Alhambra, que suele coger habitualmente esta línea de autobús. Le preguntamos por el servicio y, automáticamente, señala un papel que hay pegado con celofán en la zona alta del vehículo: “AVERIADO. SOLICITAR LA PARADA AL CONDUCTOR”

lineas-autobuses-granada-1 (2)

Cartel informativo de avería en la línea C3 | Autor: Ángela Gómez

“Viejísimos”, nos recalca esta granadina. “Y con unos escalones altísimos”, añade; algo que para ella supone un problema. “Yo todavía no soy muy vieja pero tengo muy malas piernas y me cuesta subir y bajar”, nos comenta Antonia mientras se toca uno de sus gemelos. “Hay otros autobuses que son peores, que mejor estarían en la basura. Además hay poca estabilidad en el autobús y si no vas sentada, con los bordillos que hay por El Realejo, pegas unos saltos…”, advierte Antonia haciendo espavientos con las manos.

Fin del trayecto. Nos bajamos en la Plaza Isabel La Católica, cabecera de alguna de estas líneas mencionadas.

“Van demasiado llenos. Hay bastante autobuses y no tendrían que ir tan llenos para que los pasajeros vayamos más cómodos. Creo que es algo que deberían controlar porque hay muchas personas mayores que, además, viajan de pie”, nos comenta otra granadina, Pepa, que aguarda la llegada de uno de estos microbuses, que coge a diario para ir a trabajar al hotel Alhambra Palace. “Por lo demás lo veo bien. Pasan con frecuencia, cada cinco minutos… Sí, son viejecillos pero no creo que funcionen mal”, nos comenta. Le preguntamos a Miguel Ángel, el delegado de personal de Alhambra Bus antes mencionado, sobre el control de aforo de los autobuses. Nos comenta que ellos no pueden regular eso. “No podemos contar uno a uno quién sube. Está claro que se sobrepasa la capacidad máxima de aforo en los vehículos, pero en la Rober y en la LAC también”, responde Miguel Ángel dando por normal este hecho.

“Yo me he subido en algunos que van al Sacromonte y sí están bastante estropeados”, nos comenta otro joven, Fran. “En verano yo los utilizo para subir a la Alhambra y, de vez en cuando, sí que falla el aire acondicionado e, imagínate, en verano, cuando van todos los turistas a la Alhambra”, critica este granadino. Ana, una chica que le acompaña, asiente mientras Fran nos da su valoración personal del servicio.

En la misma plaza, vemos a una mujer con un carrito de bebé a punto de subir a una de estas líneas. “Es muy incómodo y muchas veces no lo puedo coger y me tengo que ir andando porque hay mucha gente y no puedo entrar con el carrito”, nos comenta Genoveva, quien lleva de lunes a viernes a su hijo a una guardería del Realejo.

lineas-autobuses-granada-2-prueba

Genoveva, de espaldas, accede con el carrito de bebé al autobús | Autor: Ángela Gómez

Los granadinos no son los únicos que cogen estas líneas. El turismo es también ‘el cliente fiel’ de los microbuses. Dado que varias de estas líneas conectan la capital con dos de los barrios más reclamados por el turismo, el Albaicín y el Sacromonte, y también con la Alhambra, los turistas, pagan muy a menudo 1,20 euros por este trayecto para conocer el Patrimonio de Granada.
Quizá nunca repetirán la experiencia de montarse en estas líneas más que una vez en sus vidas, pero nos interesa su opinión.

Ashley es una joven australiana que se apea del C3 que viene de la Alhambra. Le preguntamos por su viaje en el autobús, si ha sido cómodo. “Muy rápido y con mucho movimiento”, contesta esta joven en inglés poniendo cara de mareo. “Pero la Alhambra es preciosa”, matiza la chica dando a entender que ha merecido la pena el viaje en autobús para llegar hasta allí.

Faltarían muchos testimonios que acrediten, de forma positiva o negativa, el servicio de estas líneas. Pero sacamos algo en claro, y es que la “accesibilidad” brilla por su ausencia en estos vehículos. El ayuntamiento de Granada deberá ahora, tras esta moción aprobada, ponerle solución tanto a las demandas laborales como a las técnicas para solucionar este problema en el sistema público de transportes de Granada. Y la LAC… la LAC es otra historia.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Yo cojo desde toda la vida la linea SN1 y es dificil de entender pero herederos de gomez tiene autobuses de la marca VOLVO Y MAN -los volvo son los mas antiguos y los man los mas nuevos , pues os podeis creer que le tenemos mas cariño por que nos hemos criado con ellos desde que se puso la linea 33 en cenes de la vega etc … Pero ademas y esto ya es para descojonarse. ¿Como puede ser que los VOLVO que son mas antiguos vayan mejor que los MAN que son mas nuevos , yo pienso que avia en la linea sn1 que yo en mi corazon siempre llevare 33 que hacer una pequeña renovacion de la flota por que como ya e dicho hay algun que otro MAN que parece la rana saltarina de como tiene la amortiguacion ,Ademas de la rampa que muchas veces ni funcionan.