Domingo, 23 Julio, 2017

            

Los gritos de los tenistas pueden ayudar para predecir si acabarán ganando un partido

Los investigadores también constataron diferencias en cuanto a la duración de los gritos

Rafa Nadal
E.P.


image_print

Investigadores del Departamento de Psicología de la Universidad de Sussex (Reino Unido) han detectado diferencias en los gritos que dan los tenistas que participan en el torneo de Wimbledon que pueden servir incluso para predecir si ganarán juego, set y partido.

El trabajo, publicado en la revista ‘Animal Behaviour’ coincidiendo con la última edición del ‘grand slam’ que se está jugando estos días en Londres, se ha basado en los gritos o gruñidos que suelen acompañar a cada golpe de los tenistas, citando entre otros al español Rafa Nadal.

En este sentido, un equipo de psicólogos de Sussex ha constatado que los tenistas gritan más en los partidos en los que resultan vencedores y son capaces de percibir diferencias en su tono incluso antes de que acabe el partido.

Su trabajo se basó en un análisis de imágenes de 50 partidos con algunos de los mejores tenistas del mundo, incluyendo los gritos dados mientras sacaban o restaban, de derecho o de revés, y teniendo en cuenta el momento del encuentro en el que se producían los gritos y si posteriormente ganaban o perdían.

Teniendo en cuenta un tono medio en cada jugador, vieron que los gritos eran más altos a medida que avanzaba el partido, probablemente debido al cansancio acumulado, pero también observaron que si las diferencias de tono se producía al principio era posible predecir la victoria desde el principio.

“Hemos visto que un cambio en el tono no se debe solo a cambios en el marcador a corto plazo, sino que puede reflejar factores fisiológicos o psicológicos más a largo plazo que pueden observarse al poco de comenzar, en función del ranking mundial, el cansancio o las lesiones”, ha explicado Jordan Raine, uno de los autores del estudio que además es el capitán del equipo universitario de tenis.

Pero además de la intensidad, los investigadores también constataron diferencias en cuanto a la duración de los gritos, que también pueden aportar información sobre el estado físico del tenista durante el partido, que puede resultar útil para su rival.

El profesor David Reby, experto en comunicación de mamíferos que también ha participado en el estudio, considera que “la estructura acústica de los gruñidos humanos contiene información que puede servir para interferir en su actividad”, de ahí que estén pensando ampliar este estudio a otros ámbitos como los gritos agresivos o de miedo, de cara a conseguir nuevas pistas sobre la evolución de la conducta vocal humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *