Martes, 28 Marzo, 2017

La oposición exige más información para conocer la situación real de TG7

Tras la aparición de una deuda no reconocida con la productora CBM por 450.000 euros, los grupos de la oposición exigen mayor información sobre la televisión pública granadina

Cristina García, ex responsable de informativos de TG7 | Foto: Archivo


image_print

La deuda de TG7 con la productora CBM por valor de 450.000 euros, desvelada ayer por Francisco Ledesma, no ha hecho sino acrecentar en la oposición el deseo de conocer la situación real de la televisión pública, al tiempo que exigen que se garanticen los puestos de los trabajadores, ahora en el aire. La semana pasada, Francisco Ledesma anunciaba una nueva etapa en el ente público marcada por la ” la austeridad”, buscando la estabilidad y la tranquilidad de los trabajadores. Por su parte Jorge Martínez adelantaba en la misma comparecencia una parrilla en la que primaría la “pluralidad”. Días más tarde, y en cuanto Ledesma se ha “arremangado” para poner “luz y taquígrafos” sobre la situación de TG7, una deuda no reconocida con la productora CBM, de casi medio millón de euros, transforma esa pluralidad en unos escuetos servicios mínimos que cubrirán únicamente la actualidad del Consistorio, mientras que el destino de esos trabajadores está aún por ver.

SOLIDARIDAD CON LOS TRABAJADORES

El grupo socialista ha calificado lo acontecido como “tremendamente grave y lamentable”. Al mismo tiempo ha manisfestado su “respaldo y solidaridad con los trabajadores” y que “dejen de despedirse por la “mala gestión e incompetencia del Ayuntamiento de Granada”.  Cuenca ha acusado al equipo de Gobierno de haber permitido un gasto extra en la televisión de casi medio millón de euros, interpelando al alcalde a que asuma “responsabilidades sobre el concejal de Economía y sobre el concejal de Personal, Juan Antonio Fuentes, que ha pagado con dinero de todos los granadinos”.

Luis Salvador declaraba a este medio que la “primera preocupación” de Ciudadanos es que se mantengan los puestos de la plantilla, mientras que “evidentemente” se exigirán responsabilidades “si esa deuda derivara en algo”. El edil de la formación naranja aclara que “se supone que teníamos que haber sabido que esa deuda existía”. Por ello, pide que se aporten “los papeles que justifican esa deuda” para tener conocimiento de la misma y su justificación, así como una descripción del estado de la deuda completa.

FALTA INFORMACIÓN

La portavoz de Vamos, Granada denuncia que la situación de TG7 “no ha tenido consecuencias en los responsables, Cristina García y Juan Antonio Fuentes”. Igualmente piden una auditoría para conocer el estado real del ente público. Marta Gutiérrez ha insistido en que “los trabajadores necesitan saber a qué atenerse” por lo que piden al ayuntamiento que de explicaciones acerca del presupuesto disponible para la televisión. En la búsqueda de responsabilidades políticas, la portavoz de Vamos, Granada no ha dudado en citarlos con nombres y apellidos. Para Gutiérrez, Juan Antonio Fuentes y Cristina García son los responsables del contrato y la gestión de la televisión, “sin que se le estén pidiendo cuentas ni responsabilidad alguna. En vez de cuentas, se le ha premiado”.

Por su parte, Izquierda Unida exige igualmente el mantenimiento del empleo de los trabajadores de la televisión municipal. Critica que una “nefasta gestión” de la televisión por parte del equipo de Gobierno “tengan que estar pagándola los trabajadores.” En cuanto a la exigencia de responsabilidades políticas, Puentedura desvela que “Ledesma ha reconocido implícitamente que ha habido una gestión por parte del equipo de Gobierno completamente irregular y fraudulenta”. Pero si de dar nombres de responsables políticos se trata, el portavoz de izquierdas añade el del alcalde José Torres Hurtado a los de Juan Antonio Fuentes y Cristina García, “que ha estado manteniendo a estos nefastos gestores en la televisión municipal” por lo que “también es nefasto el alcalde que ha permitido estas barbaridades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *