Miércoles, 23 Agosto, 2017

            

La marcha de tres ídolos y tres perlas

Profundizamos en el mercado de fichajes del Granada CF, que nos deja como resaca la salida de jugadores emblemáticos en el club nazarí y jóvenes proyectos de serlo

Mainz celebra uno de los quince goles que ha marcado con la camiseta del Granada | Foto: Archivo
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

El mercado de fichajes de verano de la temporada 2016-2017 ya es historia. Al margen de entradas, salidas, fichajes ilusionantes o tardanza en la confección de la plantilla, este mercado de fichajes también se ha caracterizado por la salida de jugadores que han sido muy importantes en el pasado del club nazarí. Es la resaca que nos deja la nueva etapa deportiva que acaba de comenzar en el Granada CF.

Diego Mainz se despedía el pasado 14 de mayo de Los Cármenes. Tenía 33 años, y decía adiós al club de su vida en la última jornada de la pasada campaña tras siete años en Granada. El eterno capitán, uno de los últimos supervivientes que pasó por Segunda B, Segunda y disfrutó de la Primera División durante cinco años decía adiós tras vestir la camiseta del Granada en 171 ocasiones, con 93 partidos en la máxima categoría del fútbol español. De momento, y tras el cierre de mercado, aún no ha encontrado equipo, por lo que permanece como agente libre y con la posibilidad de incorporarse a algún equipo en cuanto quiera.

Con el cambio de propiedad del club, el siguiente que haría las maletas sería Youssef El-Arabi. Lo hacía dirección Lekhwiya Sport Club de Doha. El marroquí siempre tuvo corrientes a favor y en contra en Los Cármenes, pero nadie puede negar los números que dejó en su paso por Granada. El-Arabi se marchó tras cuatro temporadas celebrando con ‘su metralleta’ cada tanto que anotaba y con el título honorífico de ser el máximo goleador de la historia del club en Primera División con 44 tantos.

La última salida de uno de los jugadores más queridos por la afición ha sido la de Fran Rico. En este caso se trata de una cesión, al Eibar, por dos temporadas, por lo que en principio volvería a Granada en el 2018, ya que tiene contrato hasta 2020.

En este capítulo de bajas también destacan las salidas fortuitas de tres jugadores que fueron clave en la permanencia lograda en la temporada pasada y que se convirtieron en ídolos de Los Cármenes y camino de ser leyenda: Rochina, Success y Peñaranda.

Rochina se ha marchado al Rubin Kazan, de la liga rusa, que pagó los diez millones que marcaban su cláusula de rescisión, ante la insistencia de Javi Gracia, el entrenador del club ruso. Iba a ser uno de los capitanes esta temporada y el proyecto giraría en torno a su figura, pero su marcha fue inevitable.

Success y Peñaranda, las dos perlas nazaríes, también entornaron la puerta de salida. El primero, al ser parte del fondo de captación de jugadores del italiano Gino Pozzo, ex propietario del Granada CF, aterrizó en el Watford de la Premier League, uno de los clubes de Pozzo, donde se ha encontrado con otros ex granadinistas como Odio Jude Ighalo o Doucs.

Por su parte, el joven venezolano, aunque tenía contrato de cesión por una temporada más con el club nazarí, hasta 2017, no estuvo por la labor de continuar en el equipo. Su fijación era legar a la Premier, al Watford, su club propietario, pero la necesidad de tener el permiso de trabajo para jugar en Inglaterra se lo impidió. Así, finalmente ha llegado cedido al Udinese, donde intentará seguir maravillando al mundo del fútbol, que ya le ha colgado el cartel de futura estrella mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *