Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Granada regulariza 462 contratos de suministro en la provincia

Un plan para luchar contra el fraude eléctrico ha supuesto el corte del suministro a 1.400 viviendas, que presentaban irregularidades en la red y carecían del correspondiente contrato

Imagen de viviendas de la zona Norte de Granada | Archivo GD
E.P


image_print

La colaboración entre la Consejería de Fomento y Vivienda y Endesa para luchar contra las instalaciones no regularizadas que facilitan de forma irregular el suministro eléctrico a viviendas de promoción pública está propiciando elevados índices de regularización, tanto de estas casas protegidas como de los contratos de suministro, registrándose 462 contrataciones desde que hace unos meses se iniciaron las actuaciones en Pinos Puente, Loja, Motril y la zona norte de la capital.

Las actuaciones de Endesa en barrios de estos municipios granadinos en los que predominan las viviendas de Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, agencia titular de los inmuebles y que está colaborando desde el primer momento con la empresa eléctrica, se iniciaron el pasado año, a raíz del incremento de las incidencias detectadas y del aumento de las reclamaciones de clientes con contratos formalizados, cuyo suministro se veía afectado por los cortes irregulares provocados por “manipulaciones fraudulentas de la red eléctrica”.

Según ha informado la Junta en una nota de prensa, esta situación dio pie a reforzar el trabajo conjunto entre Endesa y la Consejería de Fomento y Vivienda, con el apoyo de las Fuerzas de Seguridad del Estado y la colaboración de los ayuntamientos e incluso, en ocasiones, de las asociaciones de vecinos afectadas. Para ello, se estableció un plan de actuación destinado, en primera instancia, a “regularizar las situaciones ilícitas, y a continuación a realizar un seguimiento estrecho del comportamiento del vecindario, a fin de velar por el mantenimiento de las instalaciones dentro de la normativa y de acuerdo con los contratos suscritos”.

Ese plan ha supuesto el corte del suministro a 1.400 viviendas y en algunos casos incluso a comunidades de vecinos, que presentaban irregularidades en la red y carecían del correspondiente contrato.

La intervención en estas barriadas pretende también “hacer pedagogía con las familias afectadas, informándolas de la obligación de tener regulada su situación, no sólo en cuanto al contrato del suministro eléctrico, sino en primer lugar, respecto a la vivienda en la que residen, en muchas ocasiones sin tener el necesario título habilitante y, en consecuencia, sin haber firmado el contrato con la Administración titular de la vivienda”.

El plan diseñado conjuntamente por Endesa y la Consejería de Fomento y Vivienda pasa, en primera instancia, por inspeccionar aquellas promociones en las que se detectan incidencias o se reciben denuncias.

Tras la inspección, se denuncian ante la Policía los casos fraudulentos y se aporta información a la Agencia de Vivienda para que, por una parte, pueda realizar las obras necesarias en los cuartos de contadores para regularizar las instalaciones, y por otro lado, informe a las familias residentes sobre los procedimientos a seguir y ayudas destinadas a familias en riesgo de exclusión para poder afrontar el proceso de regularización. En algunos casos, esa información hubo que transmitirla a las propias asociaciones o comunidades de vecinos, que estaban incumpliendo la norma y tomaban el suministro directamente de la red sin el correspondiente contrato.

La estrategia diseñada y que se viene aplicando está aportando resultados que se traducen no solo en altas de contratos con Endesa, sino que previamente las familias que suscriben esos contratos, deben regularizar su situación respecto a las viviendas en la que residen, proceso en el que están colaborando los ayuntamiento a través de sus registros municipales de demandantes de vivienda.

Así, en Pinos Puente fueron cortados 289 suministros sin contrato, tras lo cual se han producido 164 contrataciones (el 56,75 por ciento). En Loja, tras el corte de 45 enganches, se han dado de alta 35 contratos (77,77 por ciento). Las intervenciones en la zona norte de Granada han permitido eliminar 938 enganches, registrándose a continuación 187 altas de contratos (19,94 por ciento), mientras que en Motril se han cortado 129 suministros irregulares y con posterioridad se han registrado 76 solicitudes para altas de contratos (58,91 por ciento). En todos los casos, los contratos de Endesa están precedidos por la regularización de la adjudicación y contrato de la vivienda, ya que sin este paso previo no puede darse de alta el suministro.

Una vez regularizada la situación, tanto Endesa como la Junta realizan seguimiento de las alarmas detectadas en los nuevos contadores de telegestión que se instalan en los bloques, a fin de localizar con inmediatez cualquier anomalía si volvieran a registrarse, o problemas de impagos que aconsejaran solicitar la intervención de los servicios sociales municipales. Ese seguimiento se está efectuando ya en Granada, Loja y Pinos Puente, mientras que en Motril se está en el inicio del proceso, ya que será en este mes de abril cuando se inicien las obras que permitirán rehabilitar los cuartos de contadores de los edificios en la barriada Huerta Carrasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *