Viernes, 28 Julio, 2017

            

Extracto líquido de marihuana para tratar a niños con epilepsia severa

Un total de 12 personas (el 6 por ciento de los participantes), dejaron de tomar el medicamento debido a efectos secundarios



image_print

La epilepsia severa que no responde a los fármacos podría tener una posible tratamiento en un un líquido medicinal extraído de la marihuana, que ha demostrado resultados prometedores en pacientes con síndrome de Dravet y síndrome de Lennox-Gastaut.

EPILEPSIA SEVERA

Un estudio que se presentará en la 67 reunión anual de la Academia Americana de Neurología que se celebra del 18 al 25 de abril en Washington (Estados Unidos), sobre 213 personas que van desde niños pequeños hasta adultos, con una edad media de 11 años que sufrían epilepsia severa que no responde a otros tratamientos, apunta en este sentido. Los participantes tenían síndrome de Dravet y síndrome de Lennox-Gastaut, tipos de epilepsia que pueden llevar a discapacidad intelectual y convulsiones durante toda la vida, así como otros diez tipos de epilepsia severa.

Se dio a los participantes cannabidiol, un componente de la marihuana que no incluye la parte psicoactiva de la planta que produce el efecto de estar “colocado”, que consiste en un líquido tomado diariamente por vía oral. Los participantes sabían que estaban recibiendo el medicamento en el estudio de etiqueta abierta, que fue diseñado para determinar si el fármaco es seguro y bien tolerado.

Los investigadores también midieron el número de convulsiones que tenían los participantes mientras tomaban el medicamento. Para las 137 personas que completaron el estudio de 12 semanas, el número de convulsiones se redujo en un promedio del 54 por ciento desde el inicio del análisis hasta el final. Entre las 23 personas con síndrome de Dravet que finalizaron el trabajo, el número de ataques convulsivos bajó en un 53 por ciento al final del estudio. Para los 11 individuos con síndrome de Lennox-Gastaut que llegaron al final, hubo una reducción del 55 por ciento en el número de convulsiones atónicas, que causan una pérdida repentina del tono muscular.

Un total de 12 personas (el 6 por ciento de los participantes), dejaron de tomar el medicamento debido a efectos secundarios. Los efectos secundarios que se produjeron en más de 10 por ciento de los participantes incluyen somnolencia (21 por ciento), diarrea (17 por ciento), cansancio (17 por ciento) y disminución del apetito (16 por ciento).

El autor del estudio, Orrin Devinsky, del Centro Integral Langone de Epilepsia de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, y miembro de la Academia Americana de Neurología, dice que se trata de hallazgos tempranos y que se necesitan mayores ensayos doble ciego controlados con placebo para evaluar la eficacia de este compuesto.

“Hasta ahora ha habido pocos estudios formales sobre este extracto de marihuana –subraya Devinsky–. Estos resultados son de gran interés, sobre todo para los niños y sus padres que han estado buscando una respuesta para estos ataques debilitantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *