Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Éxito musical y de público en el PicónRock

Todas las entradas vendidas para la quinta edición del Festival PicónRock en Jérez del Marquesado, que presentó un cartel lleno de alternativas musicales para todo el público.



image_print
chorrojumo

Chorrojumo

Quinta edición del Festival PicónRock que se celebra cada año en Jérez del Marquesado, un pequeño pueblo granadino, que logró congregar a unas 1.200 personas para disfrutar de una gran velada musical en la plaza del Ayuntamiento. Todas las entradas vendidas para un festival modesto organizado por  la Asociación sin ánimo de lucro PicónRock, el Ayuntamiento de la localidad y la Diputación de Granada que cada año aspira a más, y lo han dejado claro en esta edición presentando un cartel para todos los gustos.

Desde la prueba de sonido ya se pudo intuir que algo grande ocurriría sobre las tablas del escenario y es que cinco buenas bandas desplegaron su sonido e hicieron vibrar a todo el público asistente a la cita.

 

Abrieron la noche los incasables Chorrojumo desplegando firmeza y fuertes riffs de guitarra. Una banda con toques  clásico pero con sonido muy actual, con carácter y fuerza sobre el escenario, empezaron a levantar al público desde los  primeros acordes de su set. Canción tras canción la banda empaqueta sonidos duros con toques más melódicos, creando una  perfecta y cuidada combinación al presentar su álbum Jugo de Mojos.

Tras estos, y con el público cada vez más cerca de las vallas que les separaban del escenario, entraron en escena los duros  Araappaloosa. Una banda atípica, que combina rock duro y sucio con solos de guitarra espectaculares de su cantante Toni  Travé “el Oso”. Con un sonido muy cuidado y contundente, acabaron por congregar al respetable cerca del escenario.

fausto

Fausto Taranto

Con dos conciertos así solamente quedaba disfrutar de lo que aún quedaba. Y efectivamente no defraudaron los cabezas de  cartel. Tras unos minutos los esperados Fausto Taranto irrumpían en el escenario como un ciclón y sin duda fueron la  sorpresa de la noche. Con un sonido muy cuidado, y una perfecta mezcla entre flamenco y heavy metal, los granadinos  demostraron que son una banda creada para hacer cosas grandes y no dejaron indiferente a nadie. Desde la contundencia de la batería de Nano Díaz, pasando por las afiladas guitarras de los conocidos Quini Valdivia y el “maestro” Paco Luque, las melodías se compactaban perfectamente con la voz de Ismael de la Torre y su coro de voces flamencas femeninas, que daban el toque perfecto para disfrutar de un sonido poco habitual en una banda. Imposibles de clasificar, Fausto Taranto desplegó un repertorio lleno de matices aflamencados pero con la contundencia de una banda de rock duro, atreviéndose incluso a homenajear al gran Enrique Morente. Para poner el broche de oro, en algunos temas les acompaña una perfecta guitarra flamenca, que ya hizo que el público se dejará llevar por la energía y sobriedad del “sonido taranto”.

 

puchero

El Puchero del Hortelano

Con tres conciertos de gran altura quedaba el plato fuerte de la noche. Los consolidados flamencos, El Puchero del Hortelano, solamente tuvieron que dar un par de acordes para que el público asistente se entregara a las rumbas pegadizas de los granadinos, que hicieron un recorrido por todo su repertorio en un concierto sin respiro. No faltaron temas de su último álbum, unidos a los ya clásicos “Quiero saber”, “Tu eres eso” o “Asuntos serios” con la que cerraban su actuación.

Para finalizar el festival los locales, y jóvenes, Fracaso Total, acabaron por hacer saltar al público entregado desde los primeros compases de concierto.

El PicónRock cierra sus puertas a lo grande hasta el año que viene donde seguro seguirá creciendo, y dada la dedicación y entusiasmo que le dedican sus organizadores, solamente queda esperar que llegue su sexta edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *