Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

"En Granada hay muy buenos médicos para este tipo de cirugías tan poco comunes"

Dylan Murray, el reconocido cirujano craneofacial a nivel mundial, ha operado en el Virgen de las Nieves a dos niños con malformación craneal aguda

Rita M. Marín @marinruiz_rita


image_print

Invitado por la Unidad de Cirugía Craneofacial del hospital Virgen de las Nieves, el reconocido cirujano irlandés Dylan Murray ofrece un enfoque de excelencia en este tipo de cirugía, con la intervención a dos niños pequeños que presentan una craneosinostosis, es decir, una malformación de los huesos del cráneo, debido al cierre prematuro de las suturas que separan estos huesos en un bebé.

Con una reputada experiencia en este tipo de intervenciones, tan poco comunes, Murray se formó en primer lugar como odontólogo, y posteriormente cursó los estudios de medicina, especializándose en cirugía craneal con visitas y estancias en el Hospital de Niños Enfermos de Toronto, en Canadá, y en diferentes países. “Su experiencia, enfoque y hablidad quirúrgica extraordinaria son para nosotros una referencia”, ha explicado la doctora del Materno Infantil, Dori Martínez.

“En la clínica en Dublín casi todo lo que hago es craneofacial y microcirugía para reconstrucción“, ha explicado Dylan Murray, “y gracias a esta invitación puedo enseñar lo que nosotros estamos haciendo en el Centro Nacional de mi país con este tipo de pacientes, aunque he de reconocer que en Granada hay muy buenos médicos dedicados a estas patologías tan poco comunes“.

Ha llegado a la ciudad para participar en dos intervenciones. “Se trata de dos niños pequeños que sufren una malformación de los huesos del cráneo. Al primero, lo operamos ayer. Tiene 8 meses y la intervención ha sido un éxito. Estoy muy contento”, ha explicado Murray.

El bebé tenía una deformidad craneal importante. “Un cráneo alargado, con forma de pepino, de la frente al occipucio. No presenta ningún tipo de alteración cognitiva, pero a lo largo de los años esta patología se acentuaría, si no se interviene en una edad muy temprana, con alteraciones cosméticas, psicológicas y por supuesto, funcionales”, ha explicado la doctora Martínez, que también estuvo presente en esta intervención, que tuvo una duración de 6 horas, “porque todo salió bien”.

“En este tipo de operaciones la coordinación interdisciplinar y profesional es fundamental”, explica Murray, “y en la que hicimos ayer fue extraordinaria. Los profesionales de este hospital tienen una cualificación y experiencia magnífica”.

Esta tarde será intervenido el segundo chico. Tiene 3 años, y con 9 meses se sometió a su primera operación para tratar el mismo problema. “Los huesos del cráneo al crecer se han vuelto a mover, por ese motivo es necesario volver a modificar”, comenta Martínez.

LA OPERACIÓN DE CRANEOSINOSTOSIS

Esta compleja intervención, que en España se lleva practicando unos 20 años, consiste en remodelar los huesos del cráneo. Se levantan unos grandes colgajos de piel, y se fracturan los huesos de forma planificada. Se reponen con un orden normal en su sitio y se fijan con unas miniplacas reabsorbibles, que pasados 6 meses se borran y desintegran. El objetivo es que el niño tenga una forma de cráneo adecuada a su edad y cuerpo, crezca normal, y se prevengan trastornos cognitivos que se puedan dar en el futuro.

En Granada se realizan una media de 10 operaciones de este tipo al año. Pero se espera que cuando el hospital consiga la calificación de Centro de Referencia, las intervenciones aumenten al doble.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *