Sábado, 21 Octubre, 2017

            

El Zaidín Rock busca su ‘hueco’ definitivo

Hoy se reúnen el Ayuntamiento y la asociación de vecinos Zaidín Vergeles para sopesar las ubicaciones propuestas | Los vecinos de la zona Zaidín-Campus se niegan "rotundamente" a que se celebre detrás del Residencial Cortijo Jardín

Imagen de archivo de una noche en el Festival de Rock del Zaidín | Autor: Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

El festival del Zaidín Rock, el festival gratuito más veterano de España, tiene que hacer las maletas para la edición de este año. Sin embargo, aún no se sabe dónde podrá abrirlas.  La asociación de vecinos Zaidín Vergeles ya ha presentado la solicitud para hacer realidad la próxima edición y está a la espera de que se concrete la nueva ubicación.

De este modo, a las 13.30 horas hay prevista una reunión entre la asociación de vecinos Zaidín Vergeles y el Ayuntamiento de Granada en la que se van a poner sobre la mesa y se debatirán las nuevas ubicaciones para su próxima edición. A este encuentro no asistirá otra asociación de vecinos del barrio, Zaidín-Campus, que critica que se la haya dejado al margen y  se opone rotundamente “a que un año mas se celebre en nuestra zona, como quieren, detrás del Residencial Cortijo Jardín en calle Torre de Comarex“, apuntan en un comunicado emitido para convocar a la prensa horas previas a la reunión. “Tenemos el compromiso público del alcalde de que el año pasado era el último en celebrarse en nuestra zona y vamos a hacer que se cumpla. Ya no seremos mas tolerantes, son muchos años con la misma historia”, sostiene el comunicado.

Así las cosas, por el momento se barajan varios espacios para acoger la 38 edición del Zaidín Rock, algunos más factibles que otros por cuestión de espacio y consenso.

El lugar donde se ha celebrado los últimos años, en la Ronda Sur, próximo al edificio Genyo, no parece el adecuado. Sobre ese terreno están trabajando las máquinas que convertirán  los terrenos en el que va a ser el ‘pulmón verde’ más grande de la capital (con permiso de la Vega). De poder llevarlo a cabo en ese lugar, se necesitaría adecuar el espacio, al menos unos 5.000 metros cuadrados. Además, aunque en la pasada edición, gracias a la instalación de una concha acústica, no causó muchos problemas, muy cerca se encuentra el Hospital del PTS y no dejará de ser una pega.

Escenario de la 36 edición del Festival Zaidín Rock de Granada | Archivo GD

El segundo espacio barajado, y que defenderá con ímpetu la Asociación de Vecinos del Zaidín Vergeles, es en el solar de 15.000 metros cuadrados donde se encontraban los materiales y escombreras de las obras del metro, junto al parking que hay detrás del estadio Nuevo Los Cármenes. “Tenemos que estudiar todas las posibilidades que hay, pero parece que a las demás asociaciones les molesta que se haga el Festival en cualquier parte del barrio”, opina el presidente de la asociación, Antonio Ruiz.

“Aunque moleste a algunos vecinos, creemos que es un buen sitio, porque trasladarlo a otros solares que hay al otro lado de la autovía supondría miles de personas cruzando una carretera muy transitada”, Antonio Ruiz.

Ruiz se refiere a otras de las propuestas que hay encima de la mesa, y por la que otros vecinos apuestan para alejar el ruido en esos tres días de festival.

En cuarto lugar y una propuesta que va más allá de convertirse en un escenario solo para tres días, sería la construcción de un gran auditorio en un solar frente al Cortijo de la Nocla, en la carretera de Ogíjares. Este gran espacio, cuyo proyecto presentó al Ayuntamiento la empresa Hermanos Toro, responsable de la producción integral a cambio de la explotación de las barras, gran aliada de este festival, serviría para acoger una programación cultural el resto del año. “Tendría coste cero para el Ayuntamiento porque los asumiríamos entre  la asociación de vecinos y los Hermanos Toro”, señala Ruiz, quien defiende que este proyecto consolidaría la oferta cultural de la provincia. “Han vendido en Fitur a Granada como la ciudad de la cultura y el rock, y no son capaces de ponerse de acuerdo en este proyecto que tendría coste cero para el Ayuntamiento. No lo entiendo, la verdad”, opina el presidente de los vecinos del Zaidín – Vergeles. “No se trata de un nuevo botellódromo, como opinaron muchos”, apostilla el presidente.

También se ha propuesto como ‘sede’ el Palacio de Deportes. Sin embargo, esta propuesta flojea dado que limita el aforo y necesitaría muchas más medidas de seguridad para controlarlo, por lo que esta asociación de vecinos no termina de verlo claro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *