Martes, 18 de Diciembre de 2018

            

El Tribunal Superior de Justicia Andaluza obliga al Patronato de la Alhambra a mejorar las condiciones de su plantilla

La nueva dirección del Patronato ha facilitado a sus trabajadores taburetes ergonómicos y vestuario como sombreros y gafas

Imagen de la taquilla de la Alhambra | Fuente: ArchivoGD
Gabinete


image_print

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dado la razón a los servicios jurídicos de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), consiguiendo la primera sentencia firme con la que los tribunales reconocen el derecho de los trabajadores de la Alhambra a desarrollar su trabajo “en unas condiciones óptimas de seguridad y salud” según ha informado CSIF en una nota.

Las sentencias dictadas el 28 de julio de 2017 por el Juzgado de lo Social número 6 de Granada y el fallo del TSJA del pasado 15 de marzo de 2017 reconocen las denuncias para mejorar las condiciones laborales del personal especializado en la custodia e información de monumentos (denominados PECI) que desarrollan su trabajo en el recinto nazarí, dependiente de la Junta de Andalucía, un total de 16 trabajadores.

Así, como señala  CSIF, se ha conseguido “un final favorable para una reivindicación que iniciaba en 2014, cuando la Inspección de Trabajo, a instancia de una denuncia presentada por la Central Sindical, solicitó al Patronato a tomar una serie de medidas correctoras para eliminar o reducir al mínimo los riesgos para los trabajadores en los puestos de acceso individuales y de grupo de la Plaza de Carlos V, de entrada a los Palacios Nazaríes, en el pabellón de acceso al recinto nazarí y otros espacios interiores como la Sala de Dos Hermanas”. La prestación de esos servicios se venía desarrollando bajo unas “condiciones pésimas que infringían la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

Tras conocer el fallo del TSJA, la responsable del Sector de Administración General de la Junta de Andalucía de CSIF Granada, María Teresa Merlo, ha mostrado su satisfacción “ante una sentencia pionera que definitivamente ampara a la plantilla, que podrá desarrollar su labor de control, seguridad y protección del monumento en unas condiciones dignas, sin tener que soportar situaciones extremas de frío, calor, heladas, humedad, corrientes de aire o lluvia así como ruidos y malos olores en determinados puntos como el Atrio”. La sentencia “pone fin al argumento dado hasta el momento por la Dirección de que es difícil conjugar la protección del monumento, que registra unas 8.000 visitas al día, con la protección a la salud de los trabajadores, una conducta pasiva y omisiva que ha hecho que los juzgados den la razón a CSIF”, apunta la responsable sindical.

Hasta el momento, la nueva dirección del Patronato ha facilitado taburetes ergonómicos y determinado vestuario (sombrero, gafas) a la plantilla, implementando asimismo un protocolo de movilidad (turnos rotativos cada dos horas en algunos puntos) ante inclemencias. La sentencia obliga al Patronato de la Alhambra a “adoptar inmediatamente las medidas técnicas necesarias mediante la construcción o recepción de garitas, cabinas o habitáculos adecuados o la instalación de mecanismos de ventilación, calefacción o depuración de malos olores”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.