Miércoles, 22 Noviembre, 2017

            

El PP reprueba la actitud de la concejal socialista Raquel Ruz por su trato “denigrante y antidemocrático”

Los populares abandonan una reunión convocada para hablar del comercio ante la avalancha de reproches y descalificaciones de la edil, que les negó la palabra y les conminó con malos modos a ceder sus asientos a otros asistentes

El grupo municipal del PP abandona el salón de plenos | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

El grupo popular en el Ayuntamiento de Granada ha mostrado su “más enérgica repulsa” ante el trato “denigrante” dispensado por la concejal socialista Raquel Ruz, que en una reunión convocada para hablar del comercio en la capital ha apremiado a los ediles populares a que se levantaran de sus asientos “entre reproches e insultos”, con la falsa excusa de que estaban “boicoteando la reunión y haciendo un uso político de la misma” y sin darles la oportunidad de tomar la palabra. Esta muestra de falta de respeto, que ha tenido como testigos a representantes de asociaciones de comerciantes, Cámara de Comercio, Confederación Granadina de Empresarios, consumidores y sindicatos, ha llevado a los concejales populares a abandonar el salón de plenos, cosa que también hicieron después los invitados de la Cámara y la Confederación.

La portavoz popular, Rocío Díaz, ha explicado que el grupo recibió por correo electrónico el aviso de que se había convocado una reunión de la Mesa del Comercio, un órgano “que no existe hasta ahora” y que entre los puntos del orden del día figuraban la creación del Consejo Municipal del Comercio y la iniciación de un Plan Estratégico del Comercio en Granada. En ese correo, ha detallado Díaz, no se decía cuántos corporativos le correspondían a cada grupo municipal en esa cita.

En tono muy airado, Raquel Ruz echó en cara a los populares su presencia en el salón -”¿Es que no tenéis otra cosa que hacer?”, les espetó- y les pidió explícitamente que abandonaran sus asientos para cederlos a los otros invitados. Ruz no se ahorró las descalificaciones personales, impidió el uso de la palabra a Rocío Díaz argumentando que era “una reunión informal” y que no había lugar a cuestiones de orden y, posteriormente, interrumpió continuamente al portavoz adjunto, Antonio Granados, que la había escuchado con educación, cuando él tomó la decisión de hablar para quejarse del trato recibido.

Rocío Díaz entiende que esta actitud de la concejal socialista es “intolerable, denigrante y antidemocrática” y ha explicado que en la convocatoria de la reunión, por lo pronto, había “graves defectos de forma”. “Si es una comisión para crear una Mesa del Comercio, lo primero debe ser especificar su composición y funciones”, ha resaltado la portavoz, que además ha hecho hincapié en que si el orden del día contemplaba crear un Consejo Municipal de Comercio, eso es claramente irregular “porque el único órgano competente para ello es el pleno”.

“Nos preguntamos qué tipo de reunión ha sido ésta, en la que no se ha respetado la representatividad municipal ni se ha velado por el cumplimiento de una moción, aprobada  en el pleno de mayo, en la que ya se señalaban quiénes debían ser los componentes del futuro Consejo Municipal del Comercio”, ha afirmado Rocío Díaz, que ha aconsejado a la edil socialista que “antes de nada busque el consenso y llegar a acuerdos, porque no se trata de convocar reuniones asamblearias informales sin tener claro quiénes pertenecen a las mismas, sino de leerse el Reglamento Orgánico Municipal, que es su obligación. Si no lo conoce, que pregunte a los técnicos que para eso están. Nosotros, desde la representatividad que nos han dado las urnas, estamos aquí para cumplir y hacer cumplir la ley”, ha enfatizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *