Lunes, 23 Octubre, 2017

            

El Papa visitará “en cuanto sea posible” las zonas afectadas por el terremoto

Francisco, que ha pedido oraciones tanto por los difuntos, como por los supervivientes ha destacado la "rapidez" de las actuaciones

El Papa Francisco
E.P.


image_print

El Papa ha anunciado su intención de visitar “en cuanto sea posible” Amatrice, Accumoli y Arquata y Pescara del Tronto, las localidades italianas más afectadas por el terremoto que asoló la madrugada del miércoles el centro del país, dejando 290 fallecidos y más de 380 heridos, para mostrar a los damnificados “el consuelo de la fe”.

“Apenas sea posible iré a visitaros, para llevaros en persona el consuelo de la fe y el apoyo de la esperanza cristiana”, ha expresado Francisco durante el ángelus de este domingo.

“Deseo renovar mi cercanía espiritual a los habitantes del Lacio, de las Marcas y de Umbría, duramente golpeadas por el terremoto de estos días. Pienso en particular en la gente de Amatrice, Accumoli, Arquata y Pescara del Tronto. Una vez más digo a estas queridas poblaciones que la Iglesia comparte su sufrimiento, sus preocupaciones”, ha agregado ante cientos de fieles reunidos en la plaza de San Pedro.

Francisco, que ha pedido oraciones tanto por los difuntos, como por los supervivientes ha destacado la “rapidez” con la que las autoridades, las fuerzas del orden, Protección Civil y los voluntarios “están operando”. Para el Pontífice, esto “demuestra lo importante que es la solidaridad para superar las pruebas dolorosas”.

Durante la catequesis, el Papa ha reflexionado sobre el valor de la “humildad” frente al “orgullo, la ostentación o la vanidad” que, -según ha manifestado, “son la causa de muchos males”. “Cualquiera que se ensalce será humillado y quien se humilla será ensalzado -ha dicho-. Dios paga más que los hombres. Da un lugar mejor que los hombres”.

Por ello, ha llamado a los fieles a “abrir el corazón” a los pobres, los marginados, los refugiados porque son “los descartados de la sociedad los que representan en realidad la gran mayoría”.

“En este momento pienso en los comedores públicos donde tantos voluntarios ofrecen su servicio dando de comer a personas solas, sin trabajo. Estos comedores son obras concretas de misericordia, son gimnasios de misericordia y testimonio de amor”, ha señalado finalmente.

Las labores de rescate de las víctimas del terremoto continúan sin pausa este domingo, tras una noche en la que se registraron más réplicas, de hasta una magnitud de 3,4 en la escala Richter. Miles de personas evacuadas han vuelto a pasar la noche en campamentos improvisados en las cercanías de las localidades más afectadas por el seísmo. Este sábado se celebró el primer funeral de Estado en la catedral de Ascoli Piceno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *