Viernes, 24 Marzo, 2017

El ministro de Exteriores no cierra la puerta a suspender la autonomía de Cataluña

Así se ha expresado García-Margallo en un desayuno informativo de Europa Press sobre la respuesta del Gobierno ante la posible convocatoria del referéndum y de la aprobación el próximo viernes en el Parlamento catalán de la ley autonómica de consultas.

Margallo, durante su charla en los desayunos informativos


image_print

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que el Gobierno utilizará todas las herramientas legales a su alcance para que no se celebre la consulta independentista el 9 de noviembre. “Toda la ley, sólo la ley, pero toda la ley”, argumentó. Preguntado si eso incluye la suspensión de la autonomía catalana ha contestado: “Incluido lo que haya que incluir para que esa consulta no se celebre”.

“El Gobierno lo único que puede hacer es utilizar todos los medios a su alcance, toda la ley, sólo la ley pero toda la ley, para evitar un referéndum de secesión contrario al ordenamiento jurídico español, rechazable por la comunidad internacional y que produciría efectos pésimos para Cataluña, España y la Unión Eurpea”, ha dicho.

García-Margallo ha explicado que existen unas líneas que no se pueden franquear. Por un lado, la unidad de España, “que no es propiedad de este Gobierno ni del Parlamento” sino que viene fijada en la Constitución Española; por otro, el principio de legalidad. Ha subrayado que quienes dirigen las instituciones, incluido el presidente de la Generalitat, Artur Mas, han jurado respetar las leyes y hacerlas respetar. “Para eso nos han votado los españoles, para que les demos un marco de seguridad”, ha añadido.

En este contexto, el responsable de Exteriores ha subrayado que el Gobierno utilizará “todos los medios” legales a su alcance y no ha rechazado la posibilidad también legal de suspender la autonomía de la Generalitat para ejercer sus competencias. “Incluido lo que haya que incluir para que esa consulta no se celebre”, ha recalcado.

EL PRECEDENTE ESCOCÉS

También se ha referido García-Margallo a la votación el próximo jueves en Escocia sobre su independencia del Reino Unido y ha admitido que la división de un Estado miembro de la Unión, si se diera el caso, es un precedente para España y para toda la UE, que sufriría un “precedente de balcanización, que es lo contrario del proceso de la Unión”. Un “pésimo precedente”, ha recalcado.

El jefe de la diplomacia española ha señalado que las últimas encuestas auguran el ‘no’ de los escoceses a la independencia y ha advertido de las consecuencias económicas que tendría tanto para la región como para el conjunto del país. “Honradamente, creo que la solución contraria es mala para Escocia, mala para el Reino Unido y mala para la Unión Europea”, ha añadido.

Margallo, que ha negado haber tenido ningún contacto con el jefe del Gobierno autonómico de Escocia, Alex Salmond, ha dicho que “está demostrado” que se puede convivir en una organización política con respeto a la diversidad. A su juicio, España es un ejemplo de ello y “lo que funciona no se debe romper”.

No ha querido el ministro adelantar cuál será la posición del Gobierno si se produce la independencia y Escocia quiere ser miembro de la Unión. Y ha respondido como el protagonista de ‘Casablanca’, Rick Blaine, preguntado en la película si le gustaría ver a los nazis desfilando en Londres: “Cuando llegue la ocasión, hablaremos”, ha dicho Margallo.

DEFENSA DE LA UNIDAD TERRITORIAL

En esta misma línea, ha asegurado que la defensa de la integridad territorial de los Estados es prioritaria no sólo en la Unión Europea sino también en el resto del mundo y que así lo demuestran conflictos como el de Ucrania, pero también los de Mali, Siria o Libia. Ese principio de integridad del territorio es garantía de “convivencia, seguridad y paz en el mundo”.

A continuación, García-Margallo ha explicado que los pueblos pueden reclamar la autodeterminación en tres supuestos: si son colonias de otros estados, si han sido ocupados militarmente o si se están negando derechos fundamentales a sus ciudadanos. “Es obvio que no se dan ni en Escocia ni en otro Estado de la Unión”, ha dicho.

EL 10 DE NOVIEMBRE

El ministro también ha reflexionado sobre qué pasará a partir del 10 de noviembre y ha subrayado que en la vida, a su juicio, no hay “situaciones irreversibles”. “Dentro de la Constitución y de las leyes, con diálogo, todo es posible. Fuera de la Constitución y de las leyes, nada es posible”, ha insistido.

En este punto ha expuesto que la Carta Magna es un “contrato social” que decidieron todos los españoles “en democracia plena” y que de esta misma forma se debe modificar si así se considera. “Todos y cada uno de los españoles son propietarios de todos y cada uno de los centímetros cuadrados del país”, ha añadido.

García-Margallo se ha defendido de quien considera que se excede de sus competencias como responsable de Exteriores al hablar de Cataluña. Ha argumentado que puede opinar en tanto que “patriota” que cree en la unidad de España y que defiende el principio de legalidad. También, por “conocimiento de causa”, ha dicho: una Cataluña independiente dependería del reconocimiento internacional y de la pertenencia a la UE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *