Domingo, 26 Marzo, 2017

El IAM ofreció apoyo psicológico a 129 adolescentes en 2015, incremento del 37,2% con respecto a 2014

Andalucía consolida este servicio víctimas de violencia de género con un constante aumento de usuarias

La violencia de género en las adolescentes tiene características especiales | Foto: Getly Arce
Gabinete


image_print

El Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género en Andalucía del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), ha atendido en 2015 a un total de 129 mujeres adolescentes, lo que supone un 37,2 por cien más que el año anterior.

Por provincias, el servicio ha atendido a 7 adolescentes en Almería, 14 en Cádiz, 21 en Córdoba, 16 en Granada, 12 en Huelva, 10 en Jaén, 18 en Málaga y 31 en Sevilla. Por edades, el 42,6 por cien de las víctimas atendidas tenía 17 años, casi el 25 por cien tenía 16 años, un 16,3 por cien era de 15 años, un 14,7 por cien tenía 14 años y un 1,5 por cien cumplió los 18 durante la terapia.

Según ha recordado la directora, el programa presta terapia psicológica gratuita y especializada a víctimas de entre 14 y 18 años, y proporciona información y orientación a las madres, padres o tutores de dichas mujeres para minimizar al máximo las consecuencias de la violencia y prevenir nuevas relaciones de pareja no igualitarias.

Según ha explicado la directora del IAM, Elena Ruiz, este servicio ha incrementado de manera constante el número de usuarias desde que se pusiera en marcha en 2013, “lo que demuestra la importancia de este recurso, que se impulsó precisamente ante la detección de características específicas en la violencia de género en las adolescentes, que requerían de una terapia psicológica diferente a las víctimas adultas”.

De este modo, Elena Ruiz ha subrayado que la violencia de género en la adolescencia incorpora “riesgos añadidos al maltrato machista tradicional”, derivados de una edad “especialmente vulnerable” y de las nuevas formas de comunicación en la juventud, las redes sociales, que multiplican los efectos del maltrato. Por ello, ha recalcado que las cifras “reflejan una realidad que ya se palpaba y ante la que el Gobierno andaluz reaccionó”, al tiempo que muestran “el creciente nivel de conocimiento de este servicio, que se va consolidando”.

Para desarrollar el programa, los centros provinciales del IAM y el Teléfono de la Mujer llevan los casos detectados en mujeres menores a un equipo especializado de psicólogas y psicólogos de la Asociación de Estudios Sociales por la Igualdad de la Mujer (Aesim), que además de atender a la víctima, previa autorización de sus tutores, y a su familia, deriva a la misma a la red de atención (sanitaria, social, jurídica, policial) que se requiera.

EL PROCEDIMIENTO

Una vez derivada al equipo de terapeutas, la víctima recibe una sesión inicial de presentación y una serie de terapia individual donde se abordan todos los aspectos relacionados con la violencia de género y sus manifestaciones, desde las más tempranas hasta las más severas.

Tras dichas consultas individuales, y en función del perfil de las menores atendidas, el programa desarrolla en cada provincia sesiones terapéuticas grupales donde se refuerzan los contenidos aprendidos y se genera una red de apoyo informal para las menores. De forma paralela, las madres y los padres asisten a grupos terapéuticos de progenitores, donde mejoran la comprensión del problema y comparten estrategias y buenas prácticas para apoyar a sus hijas.

Junto a esta atención, el programa desarrolla diversas jornadas de formación para profesionales del sector sanitario, educativo y de trabajo social para la detección temprana de maltrato en jóvenes. La iniciativa ha llegado en 2015 a 995 personas.

Asimismo, la experiencia del programa ha permitido lanzar durante el segundo semestre del pasado año la ‘Guía para madres y padres con hijas adolescentes que sufren violencia de género’, una iniciativa con la que se pretende ayudar a las familias andaluzas a detectar a tiempo y, sobre todo, a saber actuar cuando una adolescente sufre violencia machista. La guía digital, disponible en la web del IAM, será utilizada como material de trabajo en los programas de coeducación con ampas y con docentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *