Jueves, 15 de Noviembre de 2018

            

El féretro con los restos mortales del guardia civil muerto de un disparo llega a la Catedral

Decenas de personas, además agentes de alrededor de 150 agentes de la Beremérita, han acompañado a la familia en la plaza de las Pasiegas

EP


image_print

El féretro con los restos mortales del guardia civil que falleció en la madrugada del lunes tras recibir un tiro en acto de servicio en Huétor Vega (Granada) ha llegado a las 9,35 horas a la Catedral de la ciudad, donde se celebra la misa funeral en presencia de miembros del cuerpo y autoridades como el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, impuso, en la mañana de este martes en la Comandancia de Granada, la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo, antes de que el féretro de José Manuel Arcos, que estaba casado y tenía dos hijos, partiera hacia la Catedral.

A su llegada al templo metropolitano, el cortejo fúnebre ha estado encabezado por agentes que han portado más de una decena de coronas de flores, precediendo al féretro, al que se ha rendido honores a las puertas de la Catedral, con la presencia de unos 150 agentes representativos de la Guardia Civil en la provincia, y la banda de música del cuerpo, que ha tocado la marcha fúnebre y el himno nacional.

Al final de la marcha real, alrededor de 300 personas reunidas a las puertas de la Catedral, en la plaza de las Pasiegas de Granada capital, para acompañar a la familia, han aplaudido y lanzado vivas a la Benemérita.

Junto al ministro de Interior, asiste a la misa funeral, que oficia el arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, la consejera de Justicia, Rosa Aguilar, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río, el presidente de la Diputación, José Entrena, y el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, entre otros.

El detenido por la presunta comisión de los hechos tenía más de 15 detenciones por la Guardia Civil a sus espaldas, y continúa en dependencias de la Comandancia de Granada, no estando previsto que pase a disposición de la autoridad judicial hasta este próximo miércoles, han informado fuentes de este cuerpo.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Creo que la huida debería implicar el temor a ser alcanzado por una bala. Más que el temor , la seguridad de que si le escapas a la guardia civil , vas a ser alcanzado por una bala antes de llegar al efecto túnel . Supongo que el temor al conflicto hace correr mucho riesgo a las fuerzas del orden . Será que mi concepto sobre la profesionalidad de las fuerzas del orden es de buena fe y no creo que disparen por jugar. No se puede morir un guardia civil por temor a la polémica de ser juzgado por el uso del arma . Q sepa el ciudadano q hay q respetar la orden de un agente . Confío q no se extra limitarán.