Jueves, 19 enero, 2017

El derecho a abortar hoy día: una carrera de obstáculos para la mujer

El hall de la Facultad de Ciencias, de Granada, se ha convertido en un gran juego de la OCA en el que se han explicado, a modo de juego, los problemas a los que se enfrentarían las mujeres que deciden, libremente, abortar con la nueva Ley del PP

Rita M. Marín @marinruiz_rita


image_print

Con un juego tipo “Oca“, así es como la ONG AccionenRed trata de explicar la carrera de obstáculos a la que las mujeres se tendrán que enfrenter si se aprobase la actual propuesta de Ley sobre Interrupción voluntaria del embarazo. “Se trata de la reproducción del circuito que tendría que hacer una mujer que va a abortar después de que el PP saque su ley sobre este tema”, ha explicado Josefina Jiménez, de AccionenRed, “queremos informar a los jóvenes del contenido de la Ley de una forma más dinámica y divertida”.

Esta ONG trata de explicar la nueva situación que se crearía para las mujeres en caso de entrar en vigor esta Ley. “El trámite sería muchísimo más largo y penoso“, asegura Jiménez, “en primer lugar además de ir al médico de cabecera para solicitar la interrupción voluntaria del embarazo, se deberían buscar dos psiquiatras, que firmasen una declaración en la que se asegurase que la interrupción tendría un riesgo para la salud física y psíquica de la madre. Después, se debe ir a un asesoramiento oral, donde pueden participar personas ajenas, incluso de grupos antiaborto, y esperar 7 días de reflexión”.

Con esto, según explican desde la ONG AccionenRed se menosprecia la posibilidad de decisión propia de las mujeres, “y se produce un retroceso en la libertades ganadas durante tanto tiempo”, ha explicado Josefina Jiménez.

Según todos los estudios realizados a nivel mundial, las leyes restrictivas no disminuyen el número de abortos, pero sí incrementan el riesgo para las mujeres. “En el mundo un 13% de la mortalidad materna es por abortos inseguros, por lo que no estamos hablando de una casuística rara”, sigue argumentando Jiménez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *