Sábado, 25 Marzo, 2017

El campo del Barça, territorio prohibido para el Granada CF

El conjunto rojiblanco jamás ha logrado puntuar en el estadio del equipo culé después de diecinueve visitas en Liga

Manuel Herrera @manuelherrerapr


image_print

Al Granada CF se le resiste el campo del FC Barcelona. Después de diecinueve visitas, el conjunto nazarí siempre ha vuelto a casa de vacío, ya haya sido en Les Corts o en el Camp Nou. En algunas ocasiones, ha encajado goleadas; en otras, ha caído con claridad, pero sin estrépito; y, en las menos, ha estado cerca de rascar algo positivo en territorio culé, pero, en el mejor de los casos, se ha quedado en el casi.

El primer enfrentamiento en Barcelona entre azulgranas y rojiblancos en Primera División se produjo en la campaña 41-42. Lo que sucedió aquel día fue un presagio de lo que después se convertiría en una constante. Ya en la posguerra las fuerzas eran desiguales y el cuadro culé se impuso al Granada CF en Les Corts, con sendos dobletes de Bravo y de Navarro.

En las tres campañas siguientes, las previas al primer descenso, el Granada CF se llevó a casa tres nuevas goleadas de Can Barça (5-2, 4-2 y 7-2). El futbolista rojiblanco Trompi tuvo el honor de anotar el primer tanto para el conjunto nazarí en territorio blaugrana.

Ya en la etapa del Camp Nou, y después del retorno a Primera División, el Granada CF tuvo una clara opción para puntuar en Barcelona. Fue en la campaña 59-60, en la etapa en la que el húngaro Jeno Kalmar dirigía al conjunto rojiblanco. El duelo terminó 5-4, estuvo abierto y tuvo alternativas, pero, finalmente, otro húngaro, en este caso del Barcelona, decantó la balanza. El legendario extremo de los magiares mágicos, Czibor, puso fin a la rebelión granadinista con el gol de la victoria.

Tras sufrir una estrepitosa goleada (8-2) en su visita al Camp Nou en el año del segundo descenso, el Granada CF pasó varios años sin pena ni gloria por territorio blaugrana, llevándose siempre, en todo caso, resultados desfavorables. No fue hasta las temporadas 69-70 y 70-71 cuando los rojiblancos volvieron a rozar con las yemas de los dedos el empate en el campo del FC Barcelona. Los duelos terminaron 1-0 y 2-1 respectivamente y, en ambos casos, el autor del gol del triunfo local fue Carlos Rexach.

En las siguientes cinco temporadas, las últimas antes del largo período en el ostracismo, el Granada perdió con contundencia en el Camp Nou, a excepción de la temporada 74-75, cuando cayó por 2-1 en un duelo en el que el gol de Santi en las postrimerías del encuentro no le sirvió para puntuar. Al año siguiente llegaría el último duelo entre ambos conjuntos en el siglo XX, un partido que se saldaría con un cómodo 3-0 para el FC Barcelona con goles de tres estrellas perennes pese al paso del tiempo: Neeskens, Cruyff y Migueli.

XAVI Y MESSI FRUSTRAN LOS BUENOS INTENTOS EN LA NUEVA ETAPA EN PRIMERA

El Granada CF no ha puntuado tampoco en sus dos visitas más recientes al Camp Nou, pero sí que ha conseguido meter el miedo en el cuerpo de los azulgrana en ambas ocasiones. En la campaña 2011-2012, el conjunto de Abel Resino logró empatar un duelo que iba perdiendo por dos goles a cero gracias a un cabezazo de Mainz y a un penalti transformado por Siqueira. Sin embargo, Lionel Messi con una bonita vaselina y un chut a la escuadra, y Tello con un disparo cruzado hicieron inútil el esfuerzo de un cuadro rojiblanco que pudo anotar, por mediación, nuevamente, de Siqueira desde el punto de penalti, un tercer tanto para cerrar el marcador (5-3).

En la campaña pasada, la 2012-2013, el choque siguió unos derroteros totalmente diferentes. El Granada CF se pertrechó atrás con el único objetivo de defender el resultado y de intentar aprovechar algún contragolpe. Los nazaríes lograron su objetivo e incluso tuvieron alguna posibilidad de adelantarse en el marcador, pero un disparo inapelable de Xavi Hernández a cinco minutos del final le dio el triunfo al FC Barcelona. Incluso, Leo Messi, con la colaboración de Borja Gómez, tuvo tiempo para sentenciar en el descuento (2-0).

Así las cosas, los precedentes no auguran nada positivo para Lucas Alcaraz y sus futbolistas, pero las dos últimas actuaciones en el Camp Nou deben servir como acicate para los rojiblancos. Todo ello sin olvidar, además, que, en esta ocasión, no estará Leo Messi para resolver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *