Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

El Ayuntamiento de Almuñécar tendrá terminada la Oficina de Atención al Ciudadano al final de este verano

Según manifestó el concejal de Organización Administrativa, Antonio Laborda tras la exposición y demostración de este nuevo servicio a los todos los responsables de los departamentos municipales.

Gabinete


image_print

“El objetivo final será resolver los asuntos del ciudadano a través de la OAC y para ello se ha hecho una catalogo de procedimientos. Por lo pronto, una vez que se pongan en marcha esta nueva oficina empezaremos por los más simples e iremos avanzando hasta la implantación” señaló Laborda.

El edil sexitano avanzó que durante los primeros meses el sistema administrativo municipal funcionará de forma paralela. Es decir el modelo actual y el nuevo “hasta ir completando los expedientes”, dijo.

Antonio Laborda manifestó que desde el equipo de gobierno se han marcado como objetivo “que al final del verano sea la fecha para la puesta en servicio al completo, con los procedimientos catalogados, de manera que cuando el ciudadano se dirija a este departamento le resuelva el asunto. Esto no quita, añadió, que cuando el ciudadano quiera acceder a alguien de la corporación o a un técnico no pueda hacerlo, ya que habrá una agenda sincronizada entre el departamento y el responsable, de esta forma el ciudadano podrá acceder físicamente o telemáticamente”, señaló.

En cuanto a la sede electrónica o la oficina virtual, que también será de nueva creación, servirá para que, además de los propios vecinos interesados, muchos otros que tienen aquí su segunda residencia y son de otros países, pueda acceder al ayuntamiento virtual sin necesidad de hacer acto de presencia física. “Con ello se podrá resolver los problemas sin necesidad de personarse en el Ayuntamiento. Con ello intentamos llevar el Ayuntamiento a los ciudadanos y no sea el ciudadano el que venga al Ayuntamiento”, explicó el edil sexitano.

Para Laborda todo este nuevo sistema, que viene regulado por la Ley 11/2007, tiene, además, una finalidad que no es otra que hacerle ver la transparencia que queremos tener en la gestión. “No hay que olvidar que los vecinos son los clientes y hay que atenderlos como se merecen y ofrecerles el mejor servicio, tal y como se dijo durante la exposición”, indicó.

El concejal de Organización Administrativa subraya la importancia de contar con una administración municipal “más comunicativa, más coordinada y más organizativa” ya que, en su opinión, el Ayuntamiento ha estado organizado “sin control ni una lógica, con la mitad de Urbanismo que estaba aquí físicamente y la otra en el antiguo edificio CIE; también el área económica estaba repartida en distintos espacios. Todo esto frenaba la agilidad y por ello hemos optado por centralizar las áreas. La nueva organización pretende centralizar las aéreas como ya se ha hecho en el apartado de Servicios Sociales, Urbanismo o Económica con el fin de resolver al ciudadano cualquier asunto”.

Antonio Laborda si quiso dejar claro que toda esta reforma, tanto administrativa como física, se realiza desde el capítulo de inversiones en los edificios municipales. “Estamos dentro de un gasto lógico. Es más, añadió, cuando finalicen las obras no tengo ningún inconveniente en exponer todo el gasto”.

“Esto no es un capricho de nadie, ni de este equipo de gobierno, sino una necesidad urgente por modernizar y actualizar una administración con respecto a otros organismos públicos como ya han hecho otros muchos ayuntamientos, donde llevan ya años funcionando y ello nos ha permitido ver y comprobar algunos modelos marco para el desarrollo”, dijo Laborda.

La OAC será atendida por seis personas. Una persona que coordinará y otros cinco puestos multifunción que gestionen y resuelvan. Ellos serán la cara del Ayuntamiento. Son puestos con mucha responsabilidad porque serán los que resuelvan o controlen la respuesta a la petición o demanda de los vecinos. La puesta en marcha de ésta supondrá que los ciudadanos no anden buscando por los pasillos la oficina o área, que le tiene que resolver su tramitación o respuesta, tanto en los expediente físicos como electrónicos, sino desde la propia Oficina de Atención al Ciudadano. “En cuanto al sistema electrónico habrá una especie de auditoría para controlar los tiempos de respuesta o resolución de cara al ciudadano”, sentenció Antonio Laborda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *