Domingo, 22 Abril, 2018

            

Decretan prisión para la madre y el abuelo de la bebé hallada muerta en el vertedero de Alhendín

Junto a estas dos personas, fue detenido en un primer momento el padre biológico de la niña, de 25 años, que fue puesto posteriormente en libertad por la Guardia Civil | El abuelo habría sido el supuesto autor del homicidio

Vertedero del municipio de Alhendín | Imagen: Archivo GD
EP


image_print

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Santa Fe (Granada) ha decretado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para la madre y el abuelo materno de la bebé hallada muerta en un vertedero del municipio de Alhendín en enero, a los que investiga por supuesto delito de homicidio.

Así lo han indicado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que han señalado que este Juzgado, en funciones de guardia, ha tomado esta decisión después de la petición de ingreso en prisión formulada por la Fiscalía.

Esta mujer de 23 años y su padre, de 56, detenidas por la Guardia Civil el pasado martes por su supuesta relación con la muerte del bebé, cuyo cadáver apareció el pasado 16 de enero en la planta de reciclaje de basuras del área metropolitana de Granada, han vuelto a prestar declaración ante el juez este viernes, después de que el pasado jueves la autoridad judicial prorrogara su detención para la práctica de nuevas diligencias.

Junto a estas dos personas, fue detenido en un primer momento el padre biológico de la niña, de 25 años, que fue puesto posteriormente en libertad por la Guardia Civil, investigado por un supuesto delito de encubrimiento, según informó el Instituto Armado en una nota de prensa.

El abuelo materno habría sido el supuesto autor del homicidio de la bebé, que nació viva, según apuntaron las pesquisas de la Guardia Civil, que indicó, tras las detenciones, que este hombre, de un pequeño pueblo de la comarca de Valle de Lecrín, tiene antecedentes policiales; a diferencia de su hija y el padre de la niña, de los que no constan antecedentes policiales.

La recién nacida apareció muerta el pasado 16 de enero, abriéndose entonces una investigación de más de dos meses y medio en la que también colaboró Policía Nacional, y que al final se ha resuelto gracias a la colaboración ciudadana.

Los tres fueron detenidos el pasado martes, según señalaron a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, que detallaron que los restos de ADN que fueron hallados en el cuerpo de la víctima fue cotejado con el material genético de mujeres que dieron a luz en esos días de enero en hospitales de Granada. Al no haber resultados, las Fuerzas de Seguridad del Estado comenzaron a investigar en entornos de personas que no tienen domicilio fijo o se dedican a actividades relacionadas con la economía sumergida.

Se buscaba a mujeres que hubieran estado embarazadas en los meses anteriores a los hechos pero que no tuvieran con ellas el bebé, lográndose la pista para investigar a esta joven de 23 años, del Valle de Lecrín, que ejercía la mendicidad en las inmediaciones de un centro comercial del área metropolitana de Granada, han agregado las citadas fuentes.

La Benemérita averiguó que el abuelo ayudó a su hija, que tiene un hijo de 18 meses, en el parto en su domicilio y, al parecer, “una vez que tuvo a la recién nacida en los brazos, la arrojó violentamente contra el suelo y la mató”. Después metieron su cadáver en una bolsa de basura y lo tiraron a un contenedor.

Posteriormente, la Guardia Civil también averiguó que una de las muestras de material genético recogidas en la bolsa de basura pertenecía a la madre, y quedó pendiente de si el resto de ADN hallado correspondía al abuelo, al descartarse que fuera del padre biológico de la niña.

La pequeña nació con todos sus órganos sanos, por lo que se baraja que este traumatismo craneal fuera la causa de la muerte frente al resto de fracturas que presentaba su cuerpo, según apuntaron las conclusiones preliminares de la autopsia.

El Juzgado de Instrucción 1 de Santa Fe, que ya se había hecho cargo de la investigación inicialmente, había acordado el sobreseimiento provisional de la causa abierta tras el hallazgo del cadáver de la recién nacida ante la ausencia de autor conocido, según habían informado a Europa Press fuentes judiciales.

Las diligencias, que se habían abierto por un presunto delito de homicidio, se habían cerrado provisionalmente en el Juzgado a la espera de que la investigación policial pudiera aclarar lo sucedido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *