Martes, 24 Octubre, 2017

            

Crean ‘Ventanas con palabras’, un proyecto destinado al Banco de Alimentos y dirigido por Colin Bertholet

Una suerte de libro de viajes que, a través de la literatura y una serie de fotografías, con más alma que técnica

Dominique Bertholet


image_print

‘Ventanas con palabras’ es el proyecto global presentado este viernes en beneficio del Banco de Alimentos de Granada que consiste en “una suerte de libro de viajes que, a través de la literatura y una serie de fotografías, con más alma que técnica, se valen de la prosa de Maruja Torres, Nacho Vegas, Álex de la Iglesia, Chris Stewart, Javier Corcobado, Dorantes, Almudena Grandes, Santiago Auserón, Antonio Arias, Juan Madrid y Sergio Albarracín, entre otros”.

Su creador es Colin Bertholet que ha presentado el proyecto en una rueda de prensa en Condes de Gabia a la que han asistido el diputado delegado de Cultura y Patrimonio, José Torrente, y el director del Banco de Alimentos de Granada, Antonio López Barajas.

Para José Torrente, apoyar este tipo de iniciativas que combinan cultura y solidaridad es un “deber” de la Diputación Provincial. Según el diputado de Cultura, “es encomiable la labor que desde el punto de vista artístico se está desarrollando por Colin Bertholet que ha puesto su ingenio y su obra a disposición del Banco de Alimentos” así como los autores que “han enviado textos y sensaciones en torno a lo que la visión de estas ventanas le ha producido.

Por su parte, el director del Banco de Alimentos de Granada, Antonio López Barajas, ha afirmado que con estas iniciativas “podemos comprar carne y huevos” alimentos que no suelen “estar en excedentes y próximos a caducar” por lo que “no tenemos” tanto como otros como verduras o alimentos no perecederos.

Colin Bertholet es un diseñador interiorista belga de nacimiento y afincado en Salobreña desde hace décadas. Convirtió su teléfono inteligente en un compañero de viajes infatigable, y así surgieron ideas que nacen siendo un sueño y acaban  poniéndose grandes, serias e incluso, convirtiéndose “en un plato de comida caliente, sin raza ni religión”, ha señalado Bertholet en referencia a que la venta de esta publicación (casi un libro objeto) se destinará a la Fundación Banco de Alimentos con el objetivo de ayudar a las familias más afectadas por la situación económica actual.

Los misterios que esconden las ventanas han formado parte de la curiosidad de Colin desde su más tierna infancia. Siempre supo que tras ellas había mucha literatura aunque lo suyo no es escribir sino tener ideas, traducirlas en imágenes, proyectar, diseñar el interior de hoteles, restaurantes, tiendas, ayuntamientos, oficinas o sitios de café y copas.

Dibujar sobre papeles de diferentes texturas o pantallas táctiles y mirar desde una perspectiva peculiar y llena de un buen gusto que queda vigente en todas las fotografías que incluye Ventanas con palabras, un libro que huele a noche y música indie. De ahí que combinen textos de Nacho Vegas o Álex de la Iglesia, con la escrupulosa prosa de Federico Mayor Zaragoza o la delicada partitura del saxofonista Ernesto Aurignac.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *