Sábado, 22 Julio, 2017

            

Controlar la mano biónica con la mente

Este avance ha sido publicado en la revista 'The Lancet', tras ser probado en tres hombres austriacos que tras sufrir un accidente de tráfico o de escalada, padecían lesiones del plexo braquial

Brazo biónico | Foto: Agencia


image_print

Expertos austriacos han creado una nueva técnica que permite controlar una mano biónica a través de la mente, gracias a que combina el uso de prótesis robóticas, trasplantes musculares y nerviosos, y la amputación selectiva de la mano.

Este avance ha sido publicado en la revista ‘The Lancet’, tras ser probado en tres hombres austriacos que tras sufrir un accidente de tráfico o de escalada, padecían lesiones del plexo braquial –una red de nervios que transmite las señales desde la columna vertebral hasta el hombro, el brazo y la mano– lo que provocaba que la mano perdiera el control neural.

En la mayoría de casos, las técnicas quirúrgicas convencionales no son capaces de ayudar a las víctimas de este tipo de trauma, por lo que los expertos, liderados por el director del Laboratorio Christian Doppler de la Universidad Médica de Viena (Austria), Oskar Aszmann, han creado esta técnica que, después de una rehabilitación integral, logra recuperar la funcionalidad de la mano.

“El verdadero avance científico es haber sido capaces de crear y extraer nuevas señales neuronales a través de transferencias nerviosas amplificadas mediante el trasplante muscular. Estas señales después se han descodificado y traducido para controlar la mano mecatrónica”, ha comentado Aszmann.

NUEVE MESES DE FORMACIÓN

No obstante, antes de la amputación, los pacientes fueron sometidos durante nueve meses a formación cognitiva para activar los músculos y para aprender a usar las señales eléctricas a la hora de controlar una mano virtual. Posteriormente, practicaron con una prótesis conectada a un dispositivo fijado a la mano.

Así, tres meses después de la amputación selectiva, los tres hombres fueron capaces de llevar a cabo tareas cotidianas como recoger una pelota, verter el agua de una jarra, utilizar una llave, cortar los alimentos con un cuchillo o usar las dos manos para desabrochar botones.

“Para los pacientes, siempre es un tremendo beneficio adicional para continuar sus vidas con las dos manos. Los pacientes son capaces de volver al trabajo, y sus relaciones y sus vidas privadas a mejorar considerablemente. Además, el dolor desaparece con las reconstrucciones biónicos”, han señalado los expertos.

Ahora bien, los expertos han informado de la necesidad de evaluar en qué circunstancias y qué porcentaje de pacientes usan estas prótesis ya que son pesadas, necesitan energía, a menudo son ruidosas y necesitan una reparación cualificada cuando se dañan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *