Martes, 22 Agosto, 2017

            

‘Carrie’. Cuando el remake supera a la original

‘Carrie’ regresa esta semana a los cines españoles en forma de remake. La historia, extraída de unos de los libros de Stephen King, vuelve a la gran pantalla casi cuatro décadas después para actualizar su exitosa versión

Francisco Javier López Torralbo


image_print

La directora Kimberly Peirce recoge el testigo de Brian De Palma, quien realizara en 1976 una gran primera versión aclamada por la crítica y público en el género del terror. La novela de Stephen King vuelve a llevarse a la gran pantalla en forma de remake, algo muy normal en la última década dentro de este género ‘tan trillado y sin grandes ideas’ que vive un nuevo renacer gracias a exitosos títulos pasados.

UNA VERSIÓN ACTUALIZADA

El remake de ‘Carrie’, como es habitual, contiene algunas pequeñas diferencias respecto a la cinta original. En esta ocasión se ha realizado una actualización de la versión original incluyendo las redes sociales y los teléfonos móviles como elemento principal en el buying que sufre la protagonista por sus compañeras de clase. Otro elemento que hay destacar podemos encontrarlo dentro del vestuario. Mientras el entorno hogareño de Carrie White parece vivir en la actualidad de una forma pasada -casa, creencias, música…- todo choca en perfecta armonía con el exterior, donde encontramos la vida tal y como la conocemos hoy en día.

En este punto la directora ha sabido aunar ambos ‘climas’ de una manera brillante, sin colapsarse el uno al otro, y dejando sitios para ambos cada vez que era necesario en la película.

SUBLIMES ACTUACIONES

La joven actriz Chloë Grace Moretzes es la encargada de meterse, en esta ocasión, en la piel de la protagonista literaria. Su actuación no sólo va mejorando conforme avanza el metraje de la película, sino que el espectador podrá notar, con sus propios ojos, como la actriz consigue una ‘simetría perfecta’ entra la protagonista del libro, la antigua Carrie, y la actual. Esto provoca que la película se vaya poniendo cada vez más interesante, evitándole al espectador los típicos minutos de ‘relleno’.

Julianne Moore, toda una sorpresa cuando se confirmó su fichaje para la película, se mete dentro de la piel de la perturbada madre de Carrie, Margaret White. Desde la primera escena de la película el público podrá observar, en primera fila, una actuación perfecta si se compara con la problemática, el entorno de actualidad en el que le toca vivir su anclada mente en el pasado, y los tintes psicóticos que se expresan de forma continua en el libro. Sin duda alguna Chloe Grace Moretz y Julianne Moore son toda una revolución cinematográfica dentro del universo cinéfilo de terror.

UN FINAL ÉPICO

Para todos aquellos que ya conociesen la historia, esperarán con ansias este nuevo final revisado de la original cinta. Gracias al avance que ha sufrido el cine, no hace falta añadir que mejora sustancialmente su calidad respecto a los años 70. Una estética cuidada que se mezcla con un soberbio final en el que se encuentra ‘la gracia’ de la película para culminar una hora y media de lentitudes y altas velocidades en las que el espectador no tendrá tiempo de aburrirse. Aunque no suele ser algo habitual, ‘Carrie’ (2013) supera con creces a ‘Carrie’ (1976).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *