Martes, 30 Mayo, 2017

Cáritas da de comer a un centenar de personas de la provincia

La ONG ha firmado un convenio de colaboración con los ayuntamientos de Loja, Maracena y Armilla para ayudar a personas en riesgo de exclusión social con un catering solidario



image_print

Más de cien personas, en riesgo de exclusión social, podrán acceder a una alimentación completa y de calidad, durante al menos siete meses, gracias a un convenio de colaboración entre la Junta de Andalucía en Granada, Cáritas Diocesana y los consistorios de Armilla, Maracena y Loja, garantizando una comida sana y saludable.

El acuerdo está incluido en el decreto de Inclusión Social que la Jutna de Andalucía está desarrollando en estos momentos y hasta marzo de 2015. Tiene una duración de siete meses, desde primeros de diciembre hasta el 30 de junio de 2015, y supone una inversión de 90.000 euros. Cuando finalice se habrán repartido unos 21.400 menús entre los beneficiarios, que accederán al programa a través de los servicios sociales comunitarios de sus respectivos municipios.

“Se atenderá alrededor de un centenar de personas diarias, una media de 33 o 34 encada municipio, que viven en riesgo de exclusión social, y que carecen ahora mismo de estos alimentos que garantizan una vida sana”, ha explicado el delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Higinio Almagro, que ha destacado cómo estos caterings solidarios “están supervisados por nutricionistas que determinan qué tipo de dieta es más aconsejable o qué tipo de alimentos son los más recomendados para aportar todos los nutrientes y vitaminas necesarias”. Las comidas serán elaboradas en las residencias Oasis y Santa Isabel, y se distribuirán en los municipios adscritos al acuerdo.

Este no es el único acuerdo de colaboración que pone en marcha Cáritas Diocesana en la provincia para ayudar a las personas más desfavorecidas o que están atravesando una complicada situación económica o incluso social.
“Sembrando oportunidades” es otro programa en el que la ong, en colaboración con una familia motrileña, organiza cursos para que desempleados de la costa puedan aprender a cultivar la tierra y sembrar hortalizas, realizando una actividad laboral, y al mismo tiempo evitando el abandono de la tierra.

Una familia propietaria de un terreno, antiguo invernadero, sensibilizada con la situación de riesgo de exclusión social de muchas personas, ha cedido a Cáritas las tierras para su explotación. La familia se encarga de desmontar la estructura del invernadero, el pago del Impuesto Anual correspondiente y del coste del agua para el riego. Esta cesión es una oportunidad para crear una acción formativa en diferentes especialidades agrícolas con las que capacitar a los participantes y ser el impulso para su inserción socio-laboral en su zona de residencia.

El Plan de Educación Social de Cáritas, también incluye un programa de voluntariado por el que unos 40 jóvenes ayudarán a los residentes del Centro para Mayores de Armilla, que harán un acompañamiento de esos mayores y organizarán actividades lúdicas y recreativas, durante un año.

Además, Cáritas también posee otros recursos encaminados a la ayuda de esas personas más desfavorecidas que están atravesando momentos complicados. Comedores sociales, reparto de alimentos, o incluso reparto de prendas de ropa.

DECRETO DE INCLUSÓN DE LA JUNTA

El Decreto de Inclusión Social es una de las medidas que el Gobierno andaluz está adoptando para dar “una respuesta de emergencia a una situación de emergencia social”, destina a la provincia de Granada 7,3 millones de euros, que beneficiarán a unas 22.000 personas, y se aglutina en torno a tres planes : el programa de Inclusión social a través del Empleo, el programa Extraordinario de Solidaridad y el programa Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria, donde se sitúa el acuerdo con Cáritas.

Según Sandra García, la Junta ha abonado a los Ayuntamientos, dentro del Programa de Ayuda a la Contratación, 3.202. 680 millones de euros, de un total de inversión provincial de 4.998.025,65 de euros y el total se materializará en breve, y de hecho la mayor parte de los ayuntamientos (137) ya han cobrado el 100%.

A través del decreto de Inclusión, con una estimación de contratos a 15 días, los ayuntamientos podrán realizar hasta 9.342 contratos y si son de 30 días 4.671 contratos. Los contratos se realizarán con las debidas garantías laborales y su correspondiente cotización a la seguridad social y se realizarán trabajos de interés para la comunidad y que mejoren la empleabilidad de los beneficiarios.

Puesto que este programa persigue combatir las situaciones de exclusión social que, con motivo de la crisis económica, se están dando en muchos hogares andaluces, en la adjudicación de los contratos se dará prioridad a las unidades familiares con todos sus miembros en paro, las familias numerosas de las que formen parte menores de edad, las personas con discapacidad o en situación de dependencia y a las familias monoparentales y víctimas de violencia de género con hijos e hijas a cargo.

GARANTÍA ALIMENTARIA

Higinio Almagro ha recordado que el Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria beneficiará a unos mil habitantes de municipios menores de 20.000 habitantes, ampliará el servicio de comedor a unos 500 menores de la provincia, a 302 beneficiarios mayores de 65 que recibirán catering a domicilio y a unas 3.000 personas que recibirán alimentos de comedores sociales en municipios de más de 20.000 habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *