Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Andalucía registra cinco ahogamientos infantiles en 2017

La comunidad andaluza junto a la Comunidad Valenciana y Cataluña encabezan esta lista negra

Piscina municipal | Foto: Archivo
E.P.


image_print

Andalucía, con cinco ahogamientos infantiles en lo que va de 2017, es una de las comunidades más afectadas de España por este tipo de sucesos junto a la Comunidad Valenciana y Cataluña, según el Informe Nacional de Ahogamientos de Menores, elaborado por la Escuela Segoviana de Socorrismo y por la empresa Abrisud.

Dicho informe arroja la cifra de 128 ahogamientos producidos en entornos acuáticos en los últimos cinco años. Andalucía ha sido la comunidad más afectada con 29 decesos, seguida por Cataluña con 21 y Comunidad Valenciana con 19 fallecimientos.

En lo que va de año ya han fallecido 25 menores en todo el país lo que supone un incremento del 92 por ciento respecto a los ahogamientos producidos en 2016 en el mismo periodo. Andalucía y Comunidad Valenciana son las comunidades más afectada con cinco decesos, seguida de Cataluña por cuatro.

Gráfico de fallecidos por ahogamientos en cada comunidad

Además, la muerte de menores por ahogamiento representan el 15,5 por ciento del total de ahogados en julio y la mayoría de los ahogamientos de menores se producen en las piscinas domésticas no vigiladas y playas.

La principal causa de los incidentes es la caída accidental al agua, especialmente en los más pequeños, que pueden acceder a piscinas o lugares con agua por falta de vigilancia o protección de acceso. Las condiciones del medio acuático, como oleaje o corrientes de resaca, son la segunda causa más importante que origina que se produzca un incidente de ahogamiento en niños, generalmente en edades más avanzadas.

Además, según el estudio, se prevé además que éste será un año “especialmente negro” en lo que a ahogamientos se refiere, puesto que hasta el momento ya se supera en uno el número de ahogados totales que hubo en 2016 que fue de 19.

Agosto suele ser unos de los meses en los que más decesos se producen, por ello para concienciar de la importancia de la seguridad tanto en piscinas como en otros entornos acuáticos. Los ahogamientos infantiles ocurren en su práctica totalidad por una relajación en la supervisión. Un niño puede ahogarse en menos de dos minutos y en tan solo 15 centímetros de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *